Fiesta con sabor tradicional

La procesión con la imagen de la Virgen hasta la cruz suele ser uno de los actos principales de la festividad de Arrate. /Morquecho
La procesión con la imagen de la Virgen hasta la cruz suele ser uno de los actos principales de la festividad de Arrate. / Morquecho

La festividad de la Virgen de Arrate se celebrará el 7 y 8 de septiembre, y este año el servicio de los autobuses será gratuito

J.A.REMENTERIA

Las fiestas de la Virgen de Arrate están a la vuelta de la esquina. Las vacaciones, llamadas de verano, están a punto de llegar a su final y es inminente la vuelta a la normalidad. Para los eibarreses los 'arrates' son un punto de inflexión. Este año caen en fin de semana, los días 7 y 8 de septiembre están apuntados en rojo en Eibar, es una de sus festividades por antonomasia.

El programa de actividades está elaborado, el concejal Patxi Lejardi nos adelanta sus líneas maestras. Prácticamente, con respecto a otras ediciones, no hay variaciones notables, únicamente este año se ha incrementado el presupuesto para un concierto de rock que se va a celebrar de víspera en la campa de mano de las txosnas, «subimos un poco el presupuesto de este evento a petición de ellos porque han conseguido un grupo, creemos que interesante y del gusto de los jóvenes, que se llama Amparanoia. Hicieron su petición y accedimos a que venga esta banda musical».

Una novedad que va a tener su relevancia es la gratuidad del servicio de autobuses, «esta año el coste del servicio de transporte Eibar-Arrate o Arrate-Eibar va a correr a cargo del Ayuntamiento, jóvenes como personas adultas no van a pagar nada, tanto el sábado víspera por la tarde como el mismo domingo de la festividad, no se va a abonar. Todos los servicios diurnos como nocturnos serán gratuitos», remarca Lejardi. El día 7 los autobuses saldrán por la tarde de Ego Gain y los del domingo día 8, la fiesta propia de la Virgen, los autocares saldrán toda la jornada de Toribio Etxebarria». Los aparcamientos para los coches particulares estarán centralizados en la campa de Olabe, suelen tener un coste por aquello de que lo gestionan las asociaciones. «Son unas fiestas importantes para todos los eibarreses. El programa que hemos elaborado cuenta con un amplio abanico de actividades, intenta satisfacer a toda la población. La Virgen de Arrate es la amatxo de todos los eibarreses. Al margen de mantener la tradición religiosa, es una fiesta que coincide con el final de las vacaciones y el inicio de la vuelta a la normalidad, donde todos nos juntamos para disfrutar de una comida y hablar de las historias que nos han sucedido por ello hemos querido mantener un programa extenso pensando en todos los gustos», resalta el edil socialista.

No faltará el caldo y el chorizo en las mesas de la campa, donde las cuadrillas se juntan para compartir una buena comida. El deporte rural sigue manteniendo su espacio, también los bertsolaris, y el día 15 se celebrará el Día de la Cofradía y de los jubilados y jubiladas, además se disputará la XXIV Subida Pedestre a Arrate organizada por el CD Eibar, con salida desde la calle Toribio Etxebarria y llegada al Santuario, ascendiendo por la duras rampas de Orbe.

Temas

Eibar