Fekoor y usuarios del polideportivo solicitan un vestuario adaptado más

El nuevo vestuario para personas con movilidad reducida que se solicita sería para utilizar la piscina./Ainhoa Lasuen
El nuevo vestuario para personas con movilidad reducida que se solicita sería para utilizar la piscina. / Ainhoa Lasuen

Entienden como «insuficiente para cubrir la demanda», la actual oferta de un único aseo-vestuario y reclaman mejoras

AINHOA LASUEN

La Federación de personas con discapacidad física u orgánica de Bizkaia, Fekoor, colaborando con personas usuarias del polideportivo municipal de Ermua, se quejan de la falta de respuesta del Instituto Municipal de Deportes de Ermua ante la solicitud de ampliación del número de vestuarios y aseos adaptados del polideportivo de San Pelayo.

En concreto el día 26 de octubre del pasado año el asesor jurídico de Fekoor, tras una visita al polideportivo, expuso en una solicitud los motivos de las quejas a este respecto. En este escrito se mencionaban varias deficiencias como la registrada en la grúa de la piscina «oxidada y en un estado lamentable de funcionamiento». Mientras que también se solicitaba que se solucionara el problema que representaba el pequeño escalón señalizado en el acceso al graderío «que entendemos puede ser eliminado mediante la actuación puntual en la acera», añadían desde Fekoor.

Además se ponía especial énfasis en lo que respecta al único aseo adaptado «que es insuficiente para la demanda existente en el municipio de Ermua», explicaban.

Este último dato ha sido corroborado por vecinos de la villa con movilidad reducida que utilizan habitualmente este vestuario y aseo de acceso a las piscinas.

La vecina de Ermua, Pilar Orueta, que utiliza habitualmente este vestuario explica que es «claramente insuficiente, porque este vestuario lo utilizamos tanto hombres como mujeres con movilidad reducida, personas con síndrome de down, con autismo, es decir, todas las personas que tenemos que ir acompañadas y un vestuario es sin duda escaso».

Para solucionar el problema del vestuario único, desde Fekoor se aconsejaba utilizar uno de los vestuarios para árbitros con una simple adaptación «de esta forma entendemos que salvo los días de competición el polideportivo puede duplicar su oferta de aseo-vestuario adaptado y cubrir la demanda existente».

También hay que tener en cuenta que el vestuario adaptado existente se utiliza tanto para la entrada como para la salida de piscina «y si hay alguien dentro tienes que esperar de frio, cuando sales de la piscina, hasta que termine la otra persona», añade Pilar.

Otro de los inconvenientes de un sólo vestuario adaptado es que «al no tener que haber obstáculos el agua se esparce por todo el vestuario y cuando entras, si lo ha utilizado antes otra persona, está completamente encharcado, con lo que ello supone de que no te puedas cambiar ni los pantalones sin mojarte» aclaran. «Además la alcachofa de la ducha está de lado a la silla, los secadores de la parte superior tienen aire frio y la máquina de la silla para entrar en la piscina no funciona siempre bien, teniendo en cuenta que tiene la salida de aire frio encima, una puede quedarse helada allí sentada» aclara Orueta.

Sin respuesta

Lo peor para esta vecina es la falta de respuesta por parte de las instituciones. Orueta acudió a EHBildu de Ermua en el mes de marzo tras «meter muchos escritos de queja que no me respondieron» y el portavoz de Bildu, Paul Yarza, explica que «cuando empezaron las obras de sectorización recordamos este problema porque había 400.000 euros. Les dimos dos meses de plazo y no nos contestaron, por lo que llamamos al abogado de Fekoor para que actuara desde la asociación, pero tampoco a él le han respondido».

Temas

Ermua
 

Fotos

Vídeos