La falta de una firma impide el inicio del bidegorri entre Maltzaga-Azitain

Se ha construido un nuevo carril-bici a lo largo del paseo de Amaña y cuenta con un nuevo pavimento liso. /MIKEL ASKASIBAR
Se ha construido un nuevo carril-bici a lo largo del paseo de Amaña y cuenta con un nuevo pavimento liso. / MIKEL ASKASIBAR

Tras la adjudicación de las obras, el departamento de Infraestructuras Viarias no ha llevado a cabo este trámite

A. E.

La falta de una firma por parte del departamento de Infraestructuras Viarias de la Diputación ha impedido el inicio del bidegorri de Maltzaga-Azitain.

Cuando todo parecía que el pasado mes de mayo iba a ponerse en marcha la construcción del ansiado bidegorri, después de que el departamento de Movilidad y Ordenación del Territorio de la Diputación Foral adjudicara las obras a diferentes constructoras, se ha sabido que se requería la firma del departamento de Infraestructuras Viarias, con competencias sobre carreteras por las que transcurre el proyecto, que no ha llevado a cabo el trámite que facilitase el inicio los trabajos. De ahí que si las obras no se inician en un plazo breve, la Diputación tendrá que indemnizar a las adjudicatarias que habían recibido el encargo de ejecutar los trabajos. La UTE Murias-Amenabar era la responsable de la construcción del tramo más próximo al núcleo urbano de Eibar, que tiene su inicio en el barrio de Azitain, mientras que la UTE Campezo-Iza-Estrumar construirá el tramo que conecta con Maltzaga y que incluye varias pasarelas. La constructora Campezo es la misma que recibió el encargo de adjudicación de la construcción del complejo multiusos de Errebal.

Los trabajos de construcción del bidegorri Azitain-Maltzaga, un tramo de casi dos kilómetros, fueron adjudicados con un presupuesto de 5,1 millones de euros.

Todos los entes implicados en la ejecución de este proyecto, la Agencia Vasca del Agua y el área de Movilidad de la Diputación, ente que había adjudicado la obra, rubricaron su firma para el inicio de los trabajos. No obstante, únicamente se requería la firma en el acta de replanteo de departamento de Infraestructuras, por transcurrir el bidegorri por la cercanías de la N-634, sin que se avanzase en el último trámite administrativo final.

Finaliza el carril de Amaña

Una de las obras que sí ha podido acometerse en plazo es el nuevo carril-bici de Amaña, junto con el cambio de pavimento del paseo. Este paseo da servicio ya a los muchos paseantes de la zona y a los vecinos que utilizan la bicicleta para sus desplazamientos cotidianos y por motivos de ocio.

Estas obras han contado con un presupuesto de 340.000 euros. La zona donde se ha actuado forma parte del paseo Berdintasunaren Pasalekua, que conecta el barrio de Amaña con Legarre-Ardanza, que transcurre sobre las vías del ferrocarril. Los tramos que se han ejecutado han incorporado en el paseo peatonal un trazado de bidegorri de 2,20 metros de anchura. Las obras han consistido en el trazado de una red ciclista sobre el paseo actual, de color rojo, manteniendo en todo momento un paseo peatonal de al menos 2,20 metros de anchura, conviviendo ambos trazados en un mismo espacio longitudinal mediante la modificación y mejora del pavimento actual, hormigón impreso, y con una diferencia de cotas respecto al actual de 10 a 40 mm mayor para no modificar los encuentros con aceras, carretera, pasarela, baño, etc, y no sobrecargar la estructura actual. De esta manera, el ámbito de intervención tiene una superficie longitudinal de 580 metros de longitud. Se trata de una superficie horizontal acotada en su mayor parte por barandillas que protegen de caídas a distinto nivel.

Ahora, desde el Ayuntamiento se proyecta otro paseo, mediante la cobertura de la línea de ferrocarril, desde Estación a Amaña, también con un carril-bici, para conectarlo con el no iniciado carril de Maltzaga.

Temas

Eibar