Ermua, punto de partida

Iturriagagoitia indica el lugar donde se hallaba la Escuela Profesional, sede de los encuentros. /A. Lasuen
Iturriagagoitia indica el lugar donde se hallaba la Escuela Profesional, sede de los encuentros. / A. Lasuen

Hace 50 años que Ermua albergó, de manos de Gerediaga Elkartea, el primer encuentro de escritores euskaldunes para la unificación literaria del euskera

AINHOA LASUEN

Ya ha pasado medio siglo, aunque no se puede olvidar la contribución del municipio de Ermua a la unificación del euskera. Los días 28, 29 y 30 de julio de 1968 se celebró en la villa el primer congreso o encuentro público de escritores vascofranceses en Euskadi, tras la postguerra, en el que un grupo de 24 plumas activas del euskera se reunieron para luego solicitar a Euskaltzaindia una orientación oficial.

Fue la Asociación Gerediaga y la Asociación para el fomento del 'vascuence', 'euskarazaleak', las que trataron de organizar este evento. Si bien la idea partió del miembro de Gerediaga y eibarrés Juan San Martín, en aquellas fechas era complicado ser una asociación legalizada y organizar un encuentro de este tipo, por lo que se utilizó como instrumento la citada asociación que tomaba forma organizando diversas actividades como la Feria del Libro y Disco vascos. Hay que tener en cuenta que el permiso se limitaba a los 12 municipios de la merindad de Durango.

De hecho, el ermuarra Lorenzo Iturriagagoitia era uno de los componentes de la asociación y promotor del euskera en Ermua, que en este caso se encargó de los complicados trámites de solicitud al Gobierno Civil para que Ermua fuera la ubicación de este encuentro que se desarrolló en la Escuela Profesional, que se encontraba frente al actual bar La Cabaña. «Fue complicado que nos permitieran realizar el congreso, pero incluso cuando estaba desarrollándose me llamó un sargento de la Guardia Civil para preguntarme de qué se hablaba allí. Yo le dije que le preguntara al alcalde del pueblo porque estaba allí y, así al oir eso, ya no se atrevió a preguntar más». Es por ello que Lorenzo, en este caso, agradeció mucho la presencia del entonces alcalde, Ignacio Onandia, «porque si no, no sé que hubiera ocurrido. Tuvimos suerte de que estuviera», apunta.

Las reuniones, con escritores de todos los puntos de Euskal Herria, contaron con los ponentes Luis Mitxelena y Juan San Martín, que hablaron sobre bibliografía de la unificación del 'vascuence', las declinaciones, el verbo y la sintaxis, con posteriores coloquios para contrastar puntos de vista. La estrella fue el escritor Gabriel Aresti, que pronunció el discurso de despedida, aunque también acudieron, entre otros, Imanol Berriatua e Imanol Laspiur, Aingeru Irigai, Salbador Garmendia y 'Txillardegi', que envió su informe desde el exilio.

Llegaron a un acuerdo en ocho puntos, entre ellos la unificación literaria de la lengua vasca, el camino a seguir para promover ese euskera y crear una sociedad de escritores. Este fue el momento de partida para la convocatoria del Congreso de Arantzazu de Euskaltzaindia, en el que se estableció el primer conjunto sistematizado de normas académicas para la unificación.

Mucho del trabajo de Iturriagagoitia en las tres jornadas que duró el congreso fue el de anfitrión. «Tuve que trabajar incluso de bombero, con la manguera, porque cayó muchísima agua y había que achicarla para que la cantidad de gente que vino pudiera llevar a cabo sus ponencias y reuniones», recuerda bromeando Iturriagagoitia.

Eso sí, el que ha sido durante años concejal del PNV en la corporación ermuarra, Lorenzo Iturriagagoitia, advierte que «de allí además de un primer acercamiento al euskera batua de los escritores, que preocupaba mucho, y al mantenimiento de los 'euskalkis', también surgió un movimiento de promoción del euskera, de solicitud de ayudas a la Diputación para promocionarlo y muchas otras acciones».

Temas

Ermua

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos