Ermua estudia la forma de retomar el servicio en la piscina del polideportivo

Concentración de los trabajadores en la entrada del polideportivo. /A. Lasuen
Concentración de los trabajadores en la entrada del polideportivo. / A. Lasuen

El alcalde niega diversas acusaciones de la plantilla y afirma que se ofrecieron a aplicar las propuestas «de forma inmediata»

AINHOA LASUEN

Ante las diversas acusaciones de la plantilla de las piscinas de Ermua, que permanecen actualmente en huelga indefinida, el Ayuntamiento de Ermua responde que «no son ciertas».

El alcalde, Juan Carlos Abascal, desmiente «las declaraciones que están realizando algunas trabajadoras a través de las redes sociales en las que afirman que la propuesta realizada no tiene garantías en el futuro». En la reunión que organizó el Ayuntamiento para mediar en la situación «les dijimos que si se retiraba la huelga indefinida, automáticamente, redactábamos el documento jurídico para garantizar los cambios y era de aplicación inmediata, y que se tendría en cuenta en los pliegos futuros».

El Ayuntamiento asegura que a la plantilla se le propuso en la reunión «una subida del 2% de manera provisional hasta la firma del convenio provincial del sector, que se ampliaría si así se convenía hasta el porcentaje aprobado en el mismo y la aceptación de otras medidas propuestas por la plataforma de negociación sobre formación. También se les propuso la disminución en 2019 de 1.710 horas a 1.690 horas, sin perjuicio de que si el convenio del sector, que se está negociando, disminuye el número de horas en mayor cantidad se esté a lo dispuesto en este convenio».

Además de estas propuestas incluidas por la empresa subcontratada y responsable del servicio de piscinas, Aiteko, el Ayuntamiento se comprometió a que «con carácter inmediato se les reconocería como una hora los 45 minutos de clase y que el Ayuntamiento elaboraría el complemento del contrato que fuese necesario para asumir ese importe que la empresa no podía asumir, y que este hecho se tendría en cuenta para los siguientes pliegos».

No hay bloqueo

Frente a las acusaciones de ELA sobre que «Aiteko y la plantilla podrían firmar hoy mismo un convenio colectivo que ponga fin a este conflicto, y que el Ayuntamiento lo ha bloqueado», el primer edil aclara que « Aiteko no está de acuerdo con el convenio de centro que plantean y nosotros tampoco, porque el centro es todo el polideportivo, no sólo la piscina, y sería ingestionable» asegura Abascal.

La acusación de «amenazas y despidos» por parte del Ayuntamiento que plantean desde la representación sindical de la plantilla, del sindicato ELA, «no es cierta» según el alcalde, «el consistorio ni quiere ni puede despedir a los trabajadores y trabajadoras ya que son de la empresa Aiteko», aunque no se niega que se está estudiando «cómo retomar el servicio, porque debemos asegurar y proteger los derechos de la ciudadanía».

Temas

Ermua