La Diputación apoyará la reforma de las instalaciones deportivas de Eibar

Los nuevos equipamientos deportivos se acometerán en terrenos de las monjas. /MIKEL ASKASIBAR
Los nuevos equipamientos deportivos se acometerán en terrenos de las monjas. / MIKEL ASKASIBAR

El diputado Denis Itxaso señala que «en el polideportivo y en el convento se hará todo bajo consenso»

A. E.

La Diputación apoyará los proyectos del Plan Estratégico del Deporte que estén «consensuados» con el Patronato de Deportes del Ayun tamiento de Eibar y los agentes deportivos de la ciudad. Esta fue la idea principal que mostró el diputado de Deportes, Denis Itxaso, en su visita al municipio armero, dentro de la presentación de la ayuda de 630.000 euros concedida por el ente foral a la SD Eibar para llevar a cabo las obras de la tribuna de Ipurua.

No obstante, como proyecto independiente al de la SD Eibar, el Patronato de Deportes encargó con apoyo foral la elaboración de un Plan Estratégico del Deporte, donde entre sus conclusiones más importantes estaban el proceder a la reforma interior del polideportivo y la construcción de una piscina climatizada en el solar del convento, que junto a nuevos gimnasios compondrían el eje de la actuación principal del polideportivo ampliado en los terrenos de las monjas de Ipurua.

La construcción del polideportivo en la década de los setenta del pasado siglo y su inauguración a principios de los ochenta ha conducido a que el equipamiento se encuentre obsoleto para las nuevas pautas en las que se mueve el deporte. Itxaso apuntó que «la evolución de la sociedad nos obliga a introducir nuevas premisas. Ahora mismo vamos a apoyar la construcción de unos vestuarios femeninos en el frontón Astelena, en aras de una mejor y mayor igualdad de género».

El Plan Estratégico del Deporte analizará también las necesidades en el ámbito deportivo, bajo la premisa principal de que nuestra ciudad requiere «adaptar las instalaciones deportivas municipales, no derribarlas, con el objetivo de satisfacer las necesidades actuales mayoritarias, hacerlas más accesibles, atractivas y seguras, lo que requiere ambición para abordar profundas reformas y mucha innovación». Así, se han establecido unas pautas de acción ante los «cambios profundos producidos en los últimos 35-40 años en el deporte, primero como derecho, ahora como necesidad».

Terrenos de las monjas

Ante ello, desde el Patronato de Deportes se ha constituido una Mesa del Deporte con una notable participación de los agentes deportivos de la ciudad para poner en marcha los numerosos proyectos que muestra este documento. Y, dentro de estos proyectos, se configura la parcela del convento de las monjas, como una oportunidad imprescindible para abordar la reforma del polideportivo de Ipurua sin dejar de prestar servicio a las más de 10.000 personas abonadas y usuarias. Así, se plantean nuevas piscinas climatizadas, salas de fitness y vestuarios.

En cuanto al futuro del polideportivo, se pide mantener la pista central y su graderío, asegurar su accesibilidad, comodidad y seguridad, y conectarlo con los nuevos espacios deportivos. Todo ello va a ser tratado en esa Mesa de Trabajo, pero el trámite más importante es la compra de los terrenos del convento, en fase de expropiación en estos momentos.

Tres tasaciones

El alcalde, Miguel de los Toyos, expresó en el mismo acto que «hemos encargado dos tasaciones más frente a una primera que habían realizado los técnicos municipales», para cerrar la expropiación de los terrenos de las monjas de Ipurua. En principio, se barajó un justiprecio en esa primera valoración de 4 a 4,5 millones de euros, misma cantidad que se desembolsó para adquirir el antiguo solar de Valenciaga para la construcción del nuevo Hospital de Subagudos.

Este justiprecio se había acordado con el tribunal de la expropiación, en base a la valoración previa que llevaron a cabo los técnicos del consistorio y los representantes de las monjas, dentro de los largos trámites iniciados en 2017. Dicho importe está previsto abonar con cargo al remanente de tesorería con el que contaba el Ayuntamiento. Por su parte, el primer edil indicó que «en las otras dos tasaciones realizadas una segunda se acerca mucho a las cantidades que habíamos negociado con la primera tasación en el informe de los técnicos municipales, y la otra no tanto».

Desde las filas del PNV, su portavoz Josu Mendicute solicitó esta tasación externa antes de proceder a la expropiación, por mutuo acuerdo, del convento de Ipurua.

Una vez que esté cerrada la expropiación del convento está previsto proceder a su derribo. Vecinos de Ipurua solicitaban la habilitación de un parking de estacionamiento en la zona hasta que existiera una clarificación de acuerdos en la Mesa del Deporte sobre los proyectos más convenientes para poner en marcha en la zona.

El regidor eibarrés ya adelantó que «todo ello supondrá un largo proceso en el que tendremos que pedir apoyo a diferentes instituciones para contar con unas modernas instalaciones».