Cuenta atrás para elegir disfraz

Preludios. Dentro de dos semanas la comitiva de koko-marruak saldrá a la calle para anunciar el carnaval. /Félix Morquecho
Preludios. Dentro de dos semanas la comitiva de koko-marruak saldrá a la calle para anunciar el carnaval. / Félix Morquecho

Las fiestas de carnaval arrancarán el sábado 23 de febrero con koko-dantzak

FÉLIX MORQUECHO

Los escaparates no engañan. Aunque este año llegue de forma tardía y dispuesto a estirarse hasta marzo, el carnaval ya está a tiro. En quince días exactos los integrantes del grupo de danzas Kezka se vestirán como koko-dantzariak y koko-marruak para comenzar a anunciar la fiesta. Esta vez lo harán en la zona de Otaola-Kiñarra, siguiendo el recorrido que les lleva a cubrir cada año una cuarta parte de los caseríos de Eibar. Ese mismo día por la tarde estas comparsas saldrán a bailar por las calles del casco urbano abiertos a que quien quiera se sume a la fiesta más gamberra del año.

El carnaval es una de esas citas que se celebran en todas partes, pero que en cada localidad tienen ritmos distintos. En los últimos años Eibar ha visto cómo el sábado pasaba a ser el día más popular y participativo, llenando sus calles de color desde la mañana hasta la noche. Por ese motivo algunas de las novedades del programa preparado por el Ayuntamiento llegarán en esa jornada. El desfile de cuadrillas puesto en marcha hace dos años se mantiene. En esta ocasión será el día 2 de marzo a las 12.30 horas. Para inscribirse y participar el plazo estará abierto hasta el 28 de febrero en Pegora, una ocasión para hacer del disfraz espectáculo.

Uno de los añadidos en esta edición será un 'photocall' donde todos los carnavaleros, solos, en pareja o en cuadrilla, se podrán fotografiar con sus atuendos. Estará en la plaza de Unzaga con una caseta hinchable y los focos correspondientes, y permanecerá abierto en la franja de 12.30 a 14.30 y también de 19.00 a 21.00 horas. Pretende ser un aliciente más a una jornada que en los últimos años está marcada por la participación de gente de todas las edades.

Sin embargo, el carnaval empezará antes y el Jueves Gordo, 28 de febrero, se mantiene como un día de protagonismo para la chavalería. No faltarán los desfiles, tanto en la zona centro como en puntos aledaños a centros escolares. También la verbena de Lisker es un clásico del Jueves Gordo eibarrés, y volverá a poner a bailar a carnavaleros pequeños y grandes. Habrá también talleres de maquillaje y caretas, esta vez centrados en temas circenses.

El programa del Viernes Flaco admite pocas variaciones y mirará a las últimas horas del día con el divertido pasacalles de caldereros, y sus bailes y canciones. Lo que cambia de año en año es la propuesta musical de la noche, y en esta ocasión la banda sonora en la carpa de la plaza de Unzaga correrá a cargo del grupo 'Los chivatos de Ana Frank'.

El domingo de carnaval no tiene muchos alicientes pero mantiene el concurso de playback escolar que organiza Eta Kitto Euskara Elkartea y la animación musical a cargo de DJ Arno. El cierre del carnaval llegará el 5 de marzo con una fiesta vespertina dirigida a la infancia. Habrá juegos infantiles con Astixa en Unzaga y entierro de la sardina txiki, antes de despedir las celebraciones con la discoteca infantil del grupo Arima Cool.