EH Bildu recuerda la necesidad de un servicio de atención familiar en Eibar

EH Bildu pide darle utilidad social a la Casa Ariel de Estaziño. :: F.M./
EH Bildu pide darle utilidad social a la Casa Ariel de Estaziño. :: F.M.

A. E.

EH Bildu recordó en el Pleno del lunes al equipo de gobierno socialista de la necesidad de dotarse de un servicio de atención familiar, aspecto que fue solicitado también en enero del 2017.

En esa sesión, este grupo solicitó la cesión de uso de la Casa de Arbitrios de la calle Estaziño a la Diputación de Gipuzkoa, para alojar este servicio. La propuesta de EH Bildu estaba relacionada con que en dicho edificio se podía ofrecer servicios de atención familiar.

Por este motivo, en noviembre de 2017, se volvió a acordar, mediante una moción, solicitar a la Diputación de Gipuzkoa la cesión de uso de la Casa de Arbitrios. La propuesta fue aprobada con los votos de EH Bildu y PSE.

La Diputación tiene cedida la casa a la Iglesia, aunque ésta no hace uso de ella. La Diputación y el Gobierno Vasco, por otro lado, ofrecen varios servicios públicos en la capital, «teniendo esta zona de la provincia totalmente olvidada», según EH Bildu, que insiste en la viabilidad de la puesta en marcha en dicho edificio de un servicio de atención familiar que abarcaría un espacio para la coordinación y seguimiento de familias de acogida, y otro, como punto de encuentro para familias separadas. Desde EH Bildu se indica que «muchas veces, las familias de Eibar y Debabarrena se tienen que desplazar hasta Donostia, con la pérdida de tiempo y dinero que ello conlleva». Para ello, el alcalde ya empezó los trámites en su día, con lo que durante el Pleno del pasado lunes, EH Bildu le exigió que retomase dichos trámites «con urgencia».

EH Bildu solicita que dicho inmueble, aunque hoy en día no tenga una utilidad conocida, «pueda ser utilizado como recurso de Debabarrena y Debagoiena, para la colaboración entre las familias de acogida y los profesionales que trabajan con ellas y las familias biológicas, así como punto de encuentro de familias separadas».

La Diputación renovó el contrato de cesión de uso con la Iglesia en diciembre de 2015, para otros diez años, pero la Iglesia no utiliza la Casa Ariel. La moción estaba presentada por EH Bildu con el objetivo de que «se implanten servicios públicos que están en Donostia, y evitar desplazamientos». En esta dirección, el edil Gorka Errasti explicó que «viendo el déficit de servicios públicos que tenemos en Eibar y en Debabarrena en comparación con otras zonas de Gipuzkoa es necesario contar con este inmueble, antes de cederlo a la Iglesia».