«El bidegorri de Eibar va a ser un hito para la movilidad y un ejemplo en su construcción»

La diputada foral Marisol Garmendia con el alcalde, Miguel De los Toyos, y los ediles Arcadio Benítez y Jon Iraola, en el punto de inicio del bidegorri de Eibar/MIKEL ASKASIBAR
La diputada foral Marisol Garmendia con el alcalde, Miguel De los Toyos, y los ediles Arcadio Benítez y Jon Iraola, en el punto de inicio del bidegorri de Eibar / MIKEL ASKASIBAR

Contará con 1,8 kilómetros de trazado, supondrá una inversión de 5,1 millones de euros, y está promovido por la Diputación de Gipuzkoa

ALBERTO ECHALUCE

«El bidegorri de Eibar va a ser un un hito para la movilidad, técnica y sostenible, y un ejemplo de construcción», señaló ayer la diputada foral de Movilidad y Ordenación del Territorio, Marisol Garmendia, quien junto al alcalde, Miguel de los Toyos, anunció en Eibar el inicio de las obras de este ansiado equipamiento.

Dividido en dos fases para cubrir el trazado entre Maltzaga y Azitain, su inicio se anuncia « para mayo», con una previsión de finalización de 10 a 15 meses, según la empresa a la que se adjudique este proyecto. Las firmas constructoras han podido presentarse a una o a las dos fases que marca el pliego de condiciones. El bidegorri que unirá la parte finalizada de Elgoibar en Maltzaga con Azitain tendrá un recorrido de 1,8 kilómetros y podrá estar finalizado «para el primer trimestre de 2020». De ahí que Garmendia dijese que «transcurre por una orografía muy compleja y difícil, pero va a ser uno de los más emblemáticos». Asimismo, apuntó que «era una reivindicación de los eibarreses» y en cuanto entre en servicio «posibilitará el poder ir a trabajar, o el ir a los centros formativos y especialmente será muy utilizado como paseo». Por ello, la responsable foral de Movilidad dijo también que «extender la red de bidegorris era un objetivo de legislatura y con este proyecto nuestro compromiso con la movilidad sostenible se ha cumplido».

Dado el encaje con el río, la vía del tren y la carretera N-634, se han tenido que estudiar varias alternativas que han conducido a contar con cinco pasarelas, dos de ellas con más de 80 metros de longitud, que cruzarán el río Ego por un lado y el río Deba y la carretera GI-627 por otro, «incluso varias de ellas en pendiente que han levantado expectación y sorpresa», señaló Garmendia.

El tramo enlazará la calle Barrena con la vía ciclista-peatonal en servicio que, partiendo de Elgoibar, termina en Maltzaga. «Así, se dará continuidad a este recorrido y se completará el eje Eibar y Elgoibar en un proyecto que, a pesar de su longitud no tan prolongada, requería de soluciones técnicas y tramitaciones administrativas dificultosas»

El proyecto cuenta con una inversión de 5,1 millones de euros. Su anchura rondará los tres metros durante todo su recorrido; un espacio suficiente para que bicicletas y peatones compartan el espacio de manera cómoda. «Este es el bidegorri más complejo que vamos a realizar, pero responde a una reivindicación histórica de la ciudadanía de Eibar, que hasta ahora no se había abordado. Por ello, juzgo que los eibarreses han esperado mucho, creo más bien que demasiado, pero en cuatro años de gestiones y trámites se ha conseguido una solución», aseguró Garmendia. De ahí que recordase como con su entrada en la Diputación retomó durante su mandato el proyecto encontrando una solución técnica viable para el recorrido pese a su alto coste. La actuación estará cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, en el marco del Programa Operativo FEDER del País Vasco 2014-2020.

Por ello, el alcalde de Eibar, Miguel de los Toyos, agradeció la «implicación personal y política» de la diputada, al tiempo que destacó que «este bidegorri sale al precio de carretera, pero alguna vez nos tenía que tocar. Aunque será realidad gracias al compromiso institucional del departamento» que dirige Garmendia, «ya que no sólo ha detectado y ha sido consciente de la petición de la ciudadanía eibarresa, sino que ha respondido ante la misma poniendo las soluciones técnicas con Aguas, Ferrocarril, y Carreteras. Es una medallita que hay ponerse».

Unión con el Alto Deba

Uno de los aspectos novedosos que aportó Garmendia es que la construcción del bidegorri va a permitir «hacer una prueba piloto» para estudiar la posibilidad de hacer realidad la unión de Maltzaga con Soraluze en forma de bidegorri que supondría unirlo con Bergara y Arrasate hasta Leintz Gatzaga. «El nuevo equipamiento de Eibar tendrá parecida dificultad o incluso más a un posible tramo desde Maltzaga a Soraluze, pero carecemos de disponibilidad económica porque bastante hacemos con poder iniciarlo ya. Se han tenido que realizar estudios, pruebas técnicas, buscar soluciones, y aunar criterios de diferentes instituciones que nos dan una experiencia para el futuro», concluyó Garmendia.