El ayuntamiento instalará una carpa sólida en el exterior del Rialto para el uso de los baserritarras

La carpa se instalará en los exteriores del Rialto. /Morquecho
La carpa se instalará en los exteriores del Rialto. / Morquecho

El proyecto responde a una petición de la asociación Andirao de baserritarras de Eibar

ANDER CURIEL

Con el objetivo de mejorar la situación de las baserritarras que sitúan sus puestos de venta diaria en la zona de acceso a la plaza del mercado del Rialto, el Ayuntamiento va a proceder a colocar una sólida instalación de tipo carpa, mediante una estructura de aluminio de alta resistencia y cubierta a dos aguas, pudiendo dar así solución a los problemas de humedades existentes en la actualidad en este espacio.

Los trabajos previos para la instalación de la estructura se llevarán a cabo a principios de septiembre, a partir del día 2, con labores de demolición de la cobertura existente, la preparación de la cimentación de apoyos de la nueva carpa a instalar, y la instalación de pluviales y reposiciones varias. De este modo, las obras para colocar la carpa definitiva se ejecutarán entre el 16 y el 22 del mismo mes y, en los días posteriores, se atenderán los últimos remates, pudiendo volver a prestar servicio desde esta nueva instalación en las primeras semanas de octubre.

Cambio de lugar

Durante la ejecución de los trabajos, las mesas y apoyos de los puestos de las caseras se trasladarán al interior del edificio del Rialto, delante de los puestos actualmente vacíos. En la fase previa, los primeros días de septiembre, se mantendrá el acceso actual al mercado, aunque la zona estará perimetrada con vallas para garantizar la seguridad de la ciudadanía. Del 16 al 22, se garantizará la entrada a la plaza a través de la puerta lateral situada en las escaleras que van hacia la calle Errebal.

El origen de esta actuación municipal se remonta a la petición cursada al Ayuntamiento por parte de la asociación de baserritarras de Eibar, Andirao, en noviembre pasado. Andirao presentó varias solicitudes, entre las que figuraba la de reparar varias filtraciones de agua que existen en los puestos de los baserritarras en el mercado, tanto en el techo, donde hay varias goteras, como en las paredes laterales.

A partir de ese momento, el Ayuntamiento de Eibar ha mantenido reuniones de forma periódica con representantes de la Asociación, al objeto de consensuar las soluciones más eficaces a las peticiones planteadas en su escrito. En este sentido, la solución integral de mejora del espacio ocupado por los puestos de las caseras ha sido también definida de la mano de Andirao.

A través de este proyecto se buscará mejorar la calidad de vida de los baserritarras durante su jornada de trabajo en el Rialto, proporcionándoles un espacio sólido y protegido donde se asegure la máxima comodidad para ellos a la hora de vender sus productos al público.

La creación de la nueva estructura situada en la entrada del edificio tiene un coste de 46.416 euros (IVA incluido), y la obra será ejecutada por la empresa Excavaciones y Obras Diego SL.

Temas

Eibar