Aumenta la atención a la dependencia y promoción de la autonomía en Ermua

En la imagen, el edificio que alberga los servicios sociales donde se organizan los programas de promoción de autonomía./ainhoa lasuen
En la imagen, el edificio que alberga los servicios sociales donde se organizan los programas de promoción de autonomía. / ainhoa lasuen

Los servicios sociales gestionaron más atenciones, en general, en estas ayudas para alargar la etapa precedente a la estancia en una residencia

AINHOA LASUEN

El Ayuntamiento de Ermua aumenta sus servicios de promoción de la autonomía y atención a la dependencia. En materia de promoción de la autonomía, los responsables de los Servicios Sociales municipales explican que «se trata de un servicio que desde el área municipal hay un gran interés por desarrollar, porque las personas en riesgo de dependencia pueden mejorar su calidad de vida , retrasando su dependencia».

Con este objetivo en 2017 y 2018 se han organizado varios talleres de memoria y de relajación que trabajan para alargar la etapa previa a la dependencia.

Se trata de actividades grupales. En el taller de memoria se contó con 24 participantes, tanto en 2017 como en 2018, y en el caso del taller de relajación, en 2017 fueron 25 participantes y en 2018 participaron 27 personas.

En cuanto a los servicios de atención a la dependencia, de competencia municipal, los que cuentan con más personas beneficiarias son los denominados SAD y 'On egin'. El Servicio de Ayuda a Domicilio está orientado a personas que presenten dificultades para la realización de las actividades elementales de la vida diaria, proporcionándoles atención directa en el propio hogar que favorezca su permanencia en su entorno habitual.

'On egin' es un servicio dirigido a personas dependientes que viven solas o con su pareja para la elaboración de su propia dieta diaria. Se realiza un control personalizado con seguimiento de hábitos alimenticios. En ambos servicios se realizaron 57 atenciones en 2017 y 52 atenciones el año pasado.

El Servicio de Respiro en el Centro de Día, para periodos de descanso para las personas cuidadoras, atendió a 14 casos en 2017 y 11 casos en 2018. Por último, el servicio de atención permanente a personas mayores contó con un caso cada año.

Han aumentado también las gestiones de atención a la dependencia. En 2017 se tramitaron 195 expedientes y el año pasado 216. La mayor parte de las ayudas se aportaron para la prestación de cuidados en el entorno familiar (295 en 2018).

Existen otros servicios de atención a la dependencia, tramitados por los servicios sociales municipales, pero que son competencia de la Diputación foral de Bizkaia.

Así, la mayor parte de las ayudas se tramitaron por discapacidad y fueron 89 en 2018, menos que en 2017, año en el que se gestionaron ayudas de este carácter para 95 personas.

Teleasistencia

La teleasistencia es otro de los servicios más demandados. En 2017 hubo 71 personas beneficiarias y en 2018 fueron 81 personas.

Las tarjetas de estacionamiento, que también aporta la Diputación, contaron con un ascenso evidente pasando de las 17 tramitadas en 2017 a las 76 gestionadas el año pasado.

Hubo 65 personas del municipio que entraron en una residencia en ambos años.

En cuanto a los servicios de mejora de la accesibilidad, una familia pudo hacer uso de la vivienda piloto para personas con movilidad reducida. Esta vivienda municipal se utiliza para acoger a personas o familias que necesitan un piso adaptado temporalmente.

También se atendieron dos casos de préstamo de elementos de accesibilidad.

Los programas

Promoción de la autonomía.
Talleres de memoria y relajación.
Atención a la dependencia.
SAD (Servicio de Atención a Domicilio) y On Egin.
Otros servicios.
Servicio de Respiro en el Centro de Día para periodos de descanso de personas cuidadoras, teleasistencia, uso de vivienda piloto y préstamo de elementos de accesibilidad, entre otros.

Temas

Ermua