La asistencia a la piscina roza el récord

Las elevadas temperaturas del mes de julio han llevado a que la piscina alcance unos registros de asistencia muy elevados. :: /MIKEL ASKASIBAR
Las elevadas temperaturas del mes de julio han llevado a que la piscina alcance unos registros de asistencia muy elevados. :: / MIKEL ASKASIBAR

Durante el mes de julio, debido al fuerte calor, más de 25.000 usuarios han accedido a las instalaciones

ALBERTO ECHALUCEEIBAR

El sofocante calor de julio provocó una notable afluencia de eibarreses a la piscina, hasta el punto de superarse el buen registro del pasado año. Así, en junio comenzaron a superarse las cifras con 13.400 asistencias frente a los 9.800 de 2018. Ya durante el mes julio, unido al calor, ha sido cuando la piscina subió hasta los 25.100 bañistas, cantidad muy superior a la obtenida el pasado año con 17.692 asistencias. La marca de julio está situada en los 26.600 en el año 2013. La jornada con más usuarios de este año ha sido en plenas fiestas de San Juan, en concreto el 26 de junio, con cerca de 1.500 bañistas.

Hay que partir de que las piscinas descubiertas de Ipurua son una de las instalaciones municipales con mayor afluencia de público durante julio. Su apertura tuvo lugar el 8 de junio y el servicio quedará cerrado el 8 de septiembre, coincidiendo con el inicio del curso escolar. Se juzga, además, que son satisfactorios los años en los que se supera la barrera de los 40.000 usuarios.

En 2015 la cifra fue superior ya que se llegó a la máxima de 44.400 personas, lo que aún así supone una alta media de asistencias diarias en los noventa días que permanece abierta la instalación. En 2013 se contabilizaron 41.010 asistencias durante la temporada veraniega, mientras que en 2012 la cifra se había elevado hasta los 44.302 usuarios, otro de las grandes registros. Por ello, todo indica que con los 13.400 de este mes de junio junto los 25.100 de julio, un total de 38.500 en lo que va de verano se logre con la afluencia de agosto y setiembre uno de los mejores registros.

Gracias a la buena climatología de julio, la afluencia de visitantes al recinto descubierto ha sido muy importante, pudiendo mantener así la línea ascendente de los últimos años. La alta afluencia se ha visto acompañada por la ausencia de incidentes de relevancia, lo que ha sido muy bien valorado por el Patronato Municipal de Deportes. El sol y el calor han posibilitado que incluso en varios días la afluencia de bañistas superase las 1.000 personas

Notable bajón en agosto

El pasado año ocurrió la misma situación. Un excelente mes de julio dio paso a un agosto con un bajón notable, también unido a que muchos eibarreses abandonan la ciudad. La afluencia a las piscinas de Ipurua alcanzó en 2018 las 42.214 personas que suponían 4.000 más que en 2017 y 3.000 más que en 2016.

Las piscinas han contado, además, con inversiones que han facilitado el incremento de bañistas. Entre ellas la reforma integral de los vestuarios, con una inversión de 300.000 euros (IVA incluido). Así, se abordó la renovarción y modernización de sus instalaciones que posibilitan un mayor confort a los usuarios, al tiempo que se cumplía con la normativa referida a este tipo de instalaciones facilitando la accesibilidad a las mismas.

Un paso importante fue la ampliación de la superficie verde, en 2010, que consiguió triplicar el espacio de estancia destinado a los usuarios, añadiendo a los 800 metros de zona verde, 1.500 metros cuadrados más, ganando terreno en la ladera que da hacia Santainés. Para ello tuvo que realizarse un relleno del talud para llegar a la misma altura de la zona verde existente actualmente.

Temas

Eibar