2019, el año que marca el inicio de Errebal

El proyecto de Errebal sale a licitación para su inicio en los próximos meses./Félix Morquecho
El proyecto de Errebal sale a licitación para su inicio en los próximos meses. / Félix Morquecho

La obra del complejo multiusos sale a licitación, tras la aprobación de los pliegos de condiciones

A. E.

El año que acaba de empezar estará marcado a nivel municipal por ser el ejercicio en el que se pondrá en marcha el complejo multiusos de Errebal. Desde que en 2007 se decidió derribar la Plaza del Mercado, el proyecto que más gestiones, trámites, contrataciones ha contado verá luz este año.

Tras la rescisión del contrato de las obras a Dragados debido a una serie de incumplimientos en las condiciones de dicho contrato, el ayuntamiento retomó el proceso el pasado mes de junio, cuando sacó a licitación la redacción del proyecto reformado para ejecutar las obras pendientes en Errebal. Presentado y aprobado el nuevo documento, el siguiente paso será sacar a licitación la ejecución de los trabajos.

De hecho, a lo largo del día de ayer se convocó un pleno para la aprobación de los pliegos de condiciones de la nueva licitación que abre paso a la adjudicación de los trabajos. A partir de aquí se sacará a licitación los trabajos, seguida de la posterior adjudicación, para iniciar las obras . Desde las filas socialistas se prevé su inicio en función de los trámites a culminar, con lo que el movimiento de obra será evidente a partir de este verano.

Otro de los proyectos que está previsto en próximas semanas es la construcción del ascensor de Aldatze. Este proyecto era uno de los más importantes de 2018, dado que su presupuesto ascendió a los 720.593 euros. Este elevador público unirá el centro de Eibar con la zona de Aldatze y Jardines.

Accesibilidad y movilidad

La decisión de construir el ascensor entre las calles Julián Etxeberria y Aldatze fue adoptada después de que, en un proceso de participación ciudadana impulsado por el Ayuntamiento de Eibar el pasado mes de junio, el 76% de las personas que participaron eligiese dicha ubicación, en vez de la otra opción, basada en la conexión entre Muzategi y Jardines.

Entre los proyectos que se pondrán en marcha están la habilitación de un nuevo pavimento en el paseo de Amaña que comenzará a principios de este año. El ayuntamiento ha adjudicado los trabajos para llevar a cabo la sustitución del firme por un piso liso. De esta manera, el adoquinado que tantas quejas había presentado será sustituido por otro nuevo, para lograr más comodidad. En total, está previsto invertir cerca de 350.000 euros, IVA incluido.

El objetivo último de esta obra es habilitar una zona de bidegorri o carril bici en el paseo, «una de las reivindicaciones de los vecinos», tal y como subraya el alcalde, Miguel de los Toyos. Eibar es uno de los únicos municipios guipuzcoanos que carece de bidegorri. En este sentido, otro de los proyectos importantes que tiene inicio este año es el bidegorri que unirá Málzaga con Azitain. Este carril ciclista peatonal de casi dos kilómetros que completará la unión entre Eibar y Elgoibar, contará con un presupuesto de 5,1 millones de euros. Su inicio se prevé en primavera.

En el presupuesto de 2018 estaba previsto también el inicio de la mejora de los accesos entre Paguey y Jardiñeta, junto a otros relacionados con la mejora de los entornos urbanos. El Ayuntamiento aprobó una dotación de 800.000 euros, para llevar a cabo una serie de proyectos que fueron propuestos por la ciudadanía, dentro de un proceso participativo y que tendrá que materializarse este año.

Temas

Eibar