Kortajarena y su artefacto hinchable

La foto de Jon Kortajarena fue tomada en la piscina de su villa en Lanzarote./R. C.
La foto de Jon Kortajarena fue tomada en la piscina de su villa en Lanzarote. / R. C.

El modelo provoca una reacción en cadena en las redes al posar desnudo en una piscina

ARANTZA FURUNDARENA

Años de reeducación en eso de que el tamaño no importa se acaban de ir por el desagüe de la piscina de Jon Kortajarena... 'Espatarrao' (nunca mejor dicho) sobre un gigantesco flotador en forma de pato, el famoso modelo exhibe un espectacular y casi absoluto desnudo en Instagram capaz de demostrar que, pese a los muchos kilómetros recorridos y la fama internacional, él sigue siendo de Bilbao. Y su pato, por lo que dice, también.

«My duck's bigger than your duck» («Mi pato es más grande que el tuyo»), proclama el escultural Jon flotando sobre las cloradas aguas turquesas mientras un ala del hinchable palmípedo le tapa salva sea la parte. El fanfarroneo no iría más allá si no fuera por el pícaro doble sentido de la palabra 'duck' (pato) y su parecido más que razonable con 'dick', término con el que los anglosajones se refieren en argot al miembro viril. ¿Le ha dado al ya de por sí bien diseñado Jon Kortajarena por presumir de bien dotado? La respuesta parece elemental, mi querido Watson...

Y el resultado ha sido una reacción en cadena. Más de 160.000 comentarios ha recibido ya la provocadora imagen del modelo. La inmensa mayoría, a favor. Quizás porque ir en contra dejaría demasiado al descubierto cierta envidia malsana... Los mensajes van desde el inocente «Cua, cua», al resignado «Pues sí, mucho más grande» o el quisquilloso «¿A pulmón lo has inflado, Jon?». Los hay que aceptan el reto: «Me gustaría comparar nuestros patos», propone un 'follower' en inglés. Y los que se sienten preparados para afrontarlo: «Tenemos algo en común», asegura otro en castellano. Una chica exclama en catalán «¡Maremeva!» (¡Madre mía!) y otra, bastante más expresiva, proclama: «Se me han caído las br...».

La foto está tomada en Casa Sua, el refugio de Kortajarena frente a la playa de Famara, en Lanzarote. El modelo la ha mostrado en alguna que otra revista. Y sí, el chalet es precioso pero (todo hay que decirlo) la piscina no es precisamente grande, así que cualquier 'duck' sumergido en ella puede parecer enorme... Eso sin contar con el 'efecto lupa' que produce el agua.

Canarias le sienta bien

Lo que resulta evidente es que Canarias le sienta bien al modelo bilbaíno. Tras una larga temporada de tensa relación con la prensa en la que se ha ido labrando fama de hombre malhumorado y esquivo, por fin parece relajado y con ganas de bromear. O tal vez sea que existen dos Kortajarenas. El de los medios y el de las redes sociales. Ahí Jon se explaya tan a gusto que ha llegado a publicar fotos frente al espejo de su cuarto de baño... Una, lavándose los dientes con la boca asquerosamente llena de espuma y otra, de espaldas, con un cigarrillo en la mano y unos escuetos calzoncillos que descubren el comienzo de su trasero... «Te gustas mucho tú», le suelta una seguidora. Y otra más maternal le advierte: «Fumas mucho, Jon».

A la espera de comprobar si algún famoso se atreve a medir su artefacto hinchable con el de Kortajarena, una cosa queda clara, y es que entre el pato de Jon y el flamenco rosa del año pasado de Paquirrín no hay comparación posible... Este verano, sin duda, hemos salido ganando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos