Julio Rodríguez, el general de Podemos: «En mi partido están muy prietas las filas»

Sin golpistas. «No habrá sublevación militar si Pablo Iglesias llega a la Moncloa». /EFE
Sin golpistas. «No habrá sublevación militar si Pablo Iglesias llega a la Moncloa». / EFE

«Las Fuerzas Armadas no están para defender la unidad de España, esa es una decisión política», afirma el que fuera jefe de Estado Mayor de la Defensa con Carme Chacón

ARANTZA FURUNDARENA

De General del Aire a secretario general de Podemos en Madrid. Es la pirueta existencial de este aviador orensano próximo a cumplir los 70 y al que en el Ejército apodaban 'Julito el rojo'. Hijo de militar franquista, casado dos veces, padre de cuatro hijos, Julio Rodríguez, que fue jefe del Estado Mayor de la Defensa con Carme Chacón y ahora se cuadra ante Pablo Iglesias, acaba de publicar 'Mi patria es la gente'.

¿Su patria es la gente o su gente?

–No. La gente. El patriotismo no se proclama, se practica trabajando para toda la gente, haciendo justicia social.

Cifuentes ahora es gente... ¿Ella también es su patria?

–Todos. Estamos hablando de trabajar para toda la ciudadanía, no para intereses. Si hay personas que tienen intereses es su problema. Un problema individual.

Eso de ¡Viva la gente! siempre ha sonado populista.

–Por eso quiero explicarlo mejor. El patriotismo no es de los que más chillan y llevan la bandera más grande. El patriotismo es más racional que visceral. Ese es el que yo defiendo.

¿El cuartel imprime carácter... cuartelario?

–Esos son estereotipos que tienen que desaparecer. En el Ejército no existe la obediencia ciega porque nadie puede obedecer órdenes anticonstitucionales. Si la orden es inconstitucional, un soldado tiene la obligación de desobedecer al general.

¿Y queda algo de franquismo entre la tropa?

–Quiero creer que ninguno. O el mismo que queda en la sociedad española. Casos muy esporádicos que, si existieran y lo manifestaran, habría que extirparlos, porque son inconstitucionales.

Pues, según Podemos, la sociedad española está llena de franquistas.

–En algunos aspectos estamos volviendo hacia atrás en cuanto a recorte de libertades. Pero no hay una vuelta al franquismo, no estamos en una dictadura.

¿Pablo Iglesias le ha fichado para evitar una sublevación militar cuando llegue a La Moncloa?

–Je, je... Volvemos al estereotipo. No hay fuerzas armadas golpistas y están perfectamente preparadas para tener a Pablo Iglesias como presidente del Gobierno.

Por cierto, su padre luchó en el bando franquista.

–Sí, en la Guerra Civil. Tuvo una educación que le hizo admirar a Franco. Era la época. Y, como en muchas familias, en mi casa se produjo un efecto de acción reacción. Los hijos nos informamos más... Pero estoy orgulloso de la educación que me dio mi padre y de las muchas virtudes que tenía.

¿Qué le atrajo del Ejército?

–Entré en la Academia General del Aire en el año 65, me crié en un entorno militar, veía a mi padre volar, me entusiasmaba la aviación... Como muchos hijos de médico o abogado, seguí los pasos de mi progenitor. Allí aprendí mucho: compañerismo, lealtad, disciplina... Virtudes que me han servido para mi vida civil, y hasta para la política.

¿Participó en alguna operación que aún le quite el sueño?

–Si se refiere a misiones de combate no. Pero sí he sido responsable de operaciones cuando fui jefe del Estado Mayor de la Defensa.

Con su devoción por la gente, ¿habría dudado antes de bombardear?

–No, no. Cuando te encomiendan una misión hay que cumplirla. Además, ningún buen militar bombardea poblaciones civiles... Y si uno comete errores estamos sometidos a la disciplina y hasta la justicia.

¿Qué le convirtió en 'Julito el rojo'?

–Desde las primeras elecciones democráticas voté a la izquierda. A mí me parece que en el progresismo está el proyecto de mejorar. Por eso se llaman conservadores, porque quieren conservar lo establecido. Yo no me conformo con lo que tengo. Creo que la utopía no es algo que se alcanza sino la manera de andar y quiero estar siempre andando con esa visión. Y lo que no alcance yo lo dejo para mis hijos.

¿Cuántos tiene?

–Cuatro. Tres de un primer matrimonio y una hija de 15 años del segundo matrimonio.

¿Hay demasiados generales en Podemos?

–Noooo... Lo que hay es mucho debate, mucha discusión, porque eso es hacer política.

Pues Pablo Iglesias parece muy de ordeno y mando.

–Lo que tiene es capacidad de liderazgo y eso no es el ordeno y mando sino la habilidad de convencer, de fijar una estrategia. Es un gran líder.

¿A Carolina Bescansa le ve madera de golpista?

–No. En Podemos no hay golpistas ni debe haberlos. Ella dio sus explicaciones y quedó desautorizada por Errejón. Y lo que salió de Vista Alegre fue un mensaje claro de unidad.

¿Me va a decir que en su partido están prietas las filas?

–En Podemos las filas están muy prietas. Muy unidas. Y en las próximas elecciones lo vamos a demostrar.

Iglesias sentó en el escaño de al lado a Irene Montero, su novia. ¿Si eso lo hace la derecha se llama nepotismo?

–Creo que Irene Montero ha demostrado las capacidades que tiene de liderazgo, el papel que jugó en la moción de censura... Estaría ahí con o sin Pablo Iglesias y lo va a estar mucho tiempo. Recuerde esto que le digo.

¿Será el padrino de alguno de los gemelos Iglesias Montero?

–No, no, je, je... Tienen mucha gente, amigos y familia, donde elegir.

Se acaba de cumplir un año de la muerte de Carme Chacón. ¿Escuchó muchos comentarios machistas en el Ejército cuando la nombraron ministra de Defensa?

–Desde luego los hubo porque somos una sociedad machista. Pero no delante de ella. Carme era una persona con una calidad humana, una energía y una capacidad de respuesta tremendas.

Sostiene en su libro que le parece franquista que el Ejército defienda la unidad de España...

–Es que las Fuerzas Armadas no están para eso. Esa es una decisión política. La unidad de España se hace dialogando, pactando.

Lo dice por Cataluña.

–Sí. Igual que se ha pasado del 17% al 47% de independentistas, se puede pasar del 47% otra vez al 17%, convenciendo, haciendo política.

¿Usted se ve convenciendo a Quim Torra?

–No, pero sí dejándole en minoría.

¿Y se ve como futuro alcalde de Madrid?

–Me veo trabajando para que Carmena revalide el cargo. Yo estoy en esto por el proyecto no por mi agenda personal.

Su hijo ha conseguido una plaza como oficial de bomberos del Ayuntamiento de Madrid... Se lo han criticado.

–Eso fue una reacción visceral. Las pruebas han demostrado que sacó el número dos de las oposiciones. Además, mi hijo vale un montón. Lo dice su padre.

 

Fotos

Vídeos