La espantada de Kiko Rivera en unas fiestas en Asturias por un coche mal aparcado

Así estaba la carpa de las fiestas de Tuilla, esta noche, a la espera de Kiko Rivera. /E. C.
Así estaba la carpa de las fiestas de Tuilla, esta noche, a la espera de Kiko Rivera. / E. C.

El vehículo del DJ no podía acceder al recinto y cuando localizaron al propietario del otro turismo, se negó a quitarlo y amenazó al artista

MARTA VARELA

Kiko Rivera da la espantada en las fiestas de un pueblo de Asturias por un coche mal aparcado. A pesar de contar con varias personas de seguridad, el mediático DJ se negó a actuar ante las presuntas amenazas del dueño de un vehículo que impedía el paso del coche del hijo de Isabel Pantoja en la localidad de Tuilla, en Langreo. Nadie se lo podía creer, desde medianoche la carpa festiva estaba llena a la espera de la actuación del DJ, que nunca llegó.

La sociedad de festejos ha confirmado este domingo por la mañana que no ha recibido ninguna explicación oficial por parte del personal de Kiko Rivera (KR), por lo que «no pensamos pagarle por una actuación que no realizó». La razón de la espantada se originó momentos antes de la actuación. La comitiva del DJ se disponía a acudir a la zona del escenario, pero un coche mal aparcado se lo impedía. Se localizó al propietario y este se negó a retirarlo. Además, «un tanto alterado» presuntamente amenazó al hijo de la tonadillera.

Amenaza que fue motivo suficiente para que el DJ junto a su equipo decidiesen abandonar la localidad de inmediato sin actuar, ni dar explicaciones. El numeroso público que le esperaba pasó de la ilusión a la decepción y cargaron contra Kiko Rivera. Finalmente, la fiesta pudo proseguir gracias a otro DJ de la zona que animó las fiestas hasta altas horas de la madrugada.