Elton John: «Los médicos me dieron 24 horas de vida»

'Me', la autobiografía del artista, saldrá pronto a la venta. /R. C.
'Me', la autobiografía del artista, saldrá pronto a la venta. / R. C.

El artista británico desvela que hace dos años estuvo a punto de morir tras operarse de un cáncer de próstata

P. MUÑOZ

El artista británico Elton John acaba de desvelar, en el extracto de sus próximas memorias que ha publicado el tabloide 'The Daily Mail', que en 2017 le diagnosticaron un cáncer de próstata y que en el transcurso de la operación para erradicarlo contrajo una infección que estuvo a punto de costarle la vida. «Los médicos le dijeron a David (Furnis, su marido) que me quedaban 24 horas de vida», asegura.

Su confesión arroja luz sobre la cancelación de varios conciertos aquel año, que sus representantes justificaron por su ingreso hospitalario a causa de una bacteria «extraña y potencialmente mortal». En realidad, según relata ahora, la infección que casi le cuesta la vida fue contraída en la intervención a la que se sometió para extirparle el tumor maligno.

El cantante, compositor y pianista explica que, para ahorrar a sus hijos Elijah y Zachary la experiencia de conocer las miserias de una larga enfermedad, renunció a la quimioterapia y optó por pasar directamente por quirófano. «Mis hijos tomaron la decisión por mí. Solo quería deshacerme del tumor», asegura en el adelanto de su autobiografía. La operación fue un éxito; sin embargo, en el quirófano contrajo una gravísima infección. Su situación llegó a ser tan alarmante que los médicos, incapaces de vencer a la bacteria invasora, recomendaron a su marido que se prepararan para lo peor.

Afortunadamente, su pronóstico no se cumplió y el paciente logró superar el plazo fatídico y comenzó a remontar la situación. «Fui muy afortunado, aunque debo decir que en ese momento no me di cuenta. Estuve despierto toda la noche, preguntándome si iba a morir. En el hospital, solo, a altas horas de la noche, recé: 'Dios, no me dejes morir, déjame ver a mis hijos otra vez, dame un poco más de tiempo'», relata el cantante. Aquel año fue especialmente duro para el artista, que tuvo que asimilar la muerte de su madre, Sheila Farebrother, con quien mantenía una relación complicada y tormentosa.

Bofetones reales

En otro avance de sus memorias, que llevarán por título 'Me' (Yo), Elton John narra haber sido testigo de cómo la mismísima reina Isabel II propinó varios bofetones a su subrino el vizconde Linley, hijo de la princesa Margarita. Según cuenta, esta vez en 'The Times', la soberana pidió varias veces al joven que fuese a cuidar a su hermana, lady Sarah Armstrong-Jones, que se sentía indispuesta. «Cuando vio que Linley seguía sin hacerle caso, la reina empezó a abofetearle suavemente, diciendo: 'No (bofetón) discutas (bofetón) conmigo (bofetón) que (bofetón) soy (bofetón) LA REINA'», escribe.

Hoy, a sus 72 años, en el epílogo de una exitosa carrera jalonada de grandes éxitos que le ha convertido en uno de los artistas más populares de todos los tiempos –más de trescientos millones de copias vendidas lo demuestran–, Elton John respira tranquilo. Totalmente recuperado, la pasada primavera se estrenó 'Rocketman', la película realizada bajo su supervisión que recoge su infancia y juventud en su escalada hacia la fama y el éxito, sin ocultar sus desenfrenadas orgías y su adicción a la cocaína. «No quería una película llena de drogas y sexo, pero todos saben que tuve mucho de esas dos cosas durante los años 70 y 80», declaró recientemente.