Chris Brown, detenido por violación

El rapero estadounidense Chris Brown. /AFP
El rapero estadounidense Chris Brown. / AFP

Una joven acusa al rapero de haber abusado de ella en un lujoso hotel de París, donde también la habrían agredido el guardaespaldas y un amigo del cantante

PAULA ROSAS

El cóctel de música, dinero, drogas y sexo -no siempre consentido- vuelve a estallarle en la cara a Chris Brown. El chico malo del rap estadounidense fue detenido el lunes en París después de que una joven le acusó de haberla violado hace una semana en el lujoso hotel de la rue Saint Honoré donde se alojaba el cantante. Según la denuncia, la agresión tuvo lugar en la noche del 15 al 16 de enero.

La estrella de la música se encontraba en la capital francesa para seguir los desfiles de la Semana de la Moda de París. Aquella noche se presentó en la exclusiva discoteca Le Crystal, cercana a los Campos Elíseos, donde conoció a un grupo de jóvenes, a las que invitó a continuar la fiesta en su suite del hotel Mandarin Oriental. Allí, según el relato de la denunciante, de 24 años, el ex de Rihanna la llevó a una habitación donde la violó. La joven asegura que también fue agredida por un amigo del cantante y por su guardaespaldas, ha desvelado la revista 'Closer', en una información confirmada por la agencia AFP. Tanto el amigo como el guardaespaldas de Brown están arrestados.

La Fiscalía de París ha abierto diligencias y tiene ocho días para investigar lo sucedido, plazo que podría alargarse en ocho más. El cantante también está siendo interrogado por «infracción a la legislación sobre estupefacientes». Por el momento, ni su agente ni su discográfica, Sony, se han pronunciado sobre la denuncia.

No es la primera vez que Chris Brown tiene que vérselas con la ley. La de París se suma a una larga lista de acusaciones de agresión y violencia contra las mujeres que penden sobre la cabeza del rapero de 29 años y que en numerosas ocasiones han eclipsado su carrera musical.

La más sonada fue la paliza que propinó en un Lamborghini la noche antes de la entrega de los premios Grammy de 2009 a la que era en esos momentos su pareja, la también cantante Rihanna, que tuvo que ser hospitalizada. La imagen de la intérprete de 'Umbrella' cubierta de moratones y con el labio partido impactó a un público quizá demasiado condescendiente hasta entonces con este submundo de rap, colgantes de oro, pistolas y letras denigrantes con las mujeres.

Orden de alejamiento

Casi una década antes del 'Me Too', los cardenales de Rihanna pusieron una obviedad sobre la mesa: incluso las ricas y famosas son víctimas de la violencia machista. Brown fue entonces condenado a 180 días de trabajos comunitarios y cinco años de libertad condicional. La fama del cantante, que había debutado con tan solo 15 años y al que han comparado con Usher e incluso con Michael Jackson por su tono de voz y su forma de bailar, saltaba del mundo de la música al gran público de la mano de la violencia contra las mujeres, algo que le ha acompañado desde entonces.

Otra de sus parejas, la modelo Karrueche Tran, consiguió en 2017 que un juez dictara una orden de alejamiento de cinco años contra el rapero, al que ella había acusado de pegarle en varias ocasiones durante su relación y de acosarla y amenazarla de muerte después de que rompieran. «Perra, te voy a reventar a golpes. Voy a convertir tu vida en un infierno», le escribió el cantante en un mensaje.

Un año antes, Brown fue detenido por amenazar a otra mujer con una pistola. Salió libre después de pagar 250.000 dólares. La última de un torrente de acusaciones llegó en mayo del año pasado, cuando una mujer le denunció por haberla encerrado en su mansión de Los Ángeles y haberla obligado a practicar sexo oral a uno de sus amigos, el intérprete de hip-hop Lowell Grissom, conocido como 'Young Lo', y a una mujer.

«Sé lo que quieren las chicas, sé lo que les gusta a las chicas», cantaba Brown en su primer gran éxito, 'Run it!', en 2005. El tiempo ha demostrado que no tenía ni idea.