La violación de Ainhoa Arteta en Nueva York y los abusos de Vanesa Martín

La violación de Ainhoa Arteta en Nueva York y los abusos de Vanesa Martín

La soprano contó en TVE uno de los momentos más duros de su vida cuando vivía en Nueva York y la cantante ha relatado el mal trago que pasó con un productor

EL CORREO

Ainhoa Arteta ha confesado uno de los momentos más dolorosos de su vida. El pasado lunes, en el programa de TVE 'Retratos con Alma', la soprano hizo público que a los 25 años fue víctima de una violación en Nueva York.

En 1990, la cantante viajó a Estados Unidos en busca de una oportunidad laboral en la música, tras haber acabado su formación en Italia. Durante su estancia en América, la artista tuvo que trabajar en la ciudad estadounidense hasta alcanzar su tan ansiado sueño. Mientras tanto, Arteta compaginaba su trabajo como niñera con sus estudios en el Actors Studio de Nueva York. Debido a su trabajo, llegaba cada día tarde a casa y la zona donde residía no tenía un ambiente demasiado seguro. «Vivía en una zona que de día era el mercado de la carne y de noche eran las prostitutas, los proxenetas y las drogas… Había un submundo tremendo», confesó en el espacio televisivo.

Tras recordar aquel año en el que se aventuró a buscar una oportunidad profesional, que posteriormente encontraría con el papel de Clorinda en 'La Cenicienta' de Rosinni, Ainhoa añadió a su historia un terrible suceso que jamás ha podido olvidar: «Tuve un episodio muy fuerte en mi vida que me marcó muchísimo. Casi me matan. No solo fue violarme, sino que casi me mata esa persona».

«Esto me ocurrió el día que me daban mi primer trabajo en la ópera. Me iba a casa con la partitura de Clorinda y me la tenía que aprender en cuatro días porque la tenía que interpretar en Palm Beach. Me ocurre esta situación y al día siguiente no tenía tiempo ni para hacer duelo ni para pensar en lo que me había pasado. La Policía me dijo que si no me habían matado podía estar contenta», ha seguido contando.

Este impactante suceso le provocó a la soprano un trauma que le impedía caminar tranquila o dejar acercarse a la gente: «Es algo que te deja marcado toda tu vida. Cuando alguien se me acercaba, solo por el mero hecho de acercarse, un acercamiento sexual porque le gustaba o por lo que fuera, era la cosa que más me podía repugnar, con lo cual lo he rechazado de manera muy contundente y hasta con mala educación».

Finalmente, Arteta encontró el amor y un apoyo para intentar olvidar aquel terrible suceso y vivir feliz al lado de Matías Urria, con el que contrajo matrimonio el pasado 22 de junio en el Castillo de San Marcos, en el Puerto de Santa María. Tres años de noviazgo que se forjaron con un «sí, quiero».

Vanesa Martín, también víctima

Arteta no ha sido la única famosa que ha confersado un episodio de este tipo en los últimos días. Vanesa Martín ha relatado fue víctima de un abuso cuando tenía 18 años. La intérprete malagueña daba sus primeros pasos en el mundo de la música cuando tuvo un desagradable encontronazo con un productor, que hizo que se sintiera «muy incómoda».

La cantante ha relatado los hechos en 'Retratos con alma', un espacio que conduce Isabel Gemio y que se emite en TVE. Martín nunca trabajó con el productor que se sobrepasó con ella. Él no dejaba de agarrarla mientras le pedía que subiera con él a la habitación de un hotel.

Reaccionó deprisa. La cantante se soltó de su mano y entró en su coche «de cabeza». Quería salir de allí cuanto antes. «Lo vi por el espejo retrovisor y dije: 'Nunca más'». Por desgracia, coincidió con él más adelante. Se ponía «muy nerviosa» cada vez que lo veía. Pasados unos años se dio cuenta de lo «idiota» que estaba siendo el productor y del abuso al que la sometió. De hecho, la propia cantante era reticente a usar esta palabra. «Es abuso», le confirmó Gemio durante la entrevista.