Un jet con 5.000 plantas de cannabis

Un jet con 5.000 plantas de cannabis

Pillan al millonario griego Alki David a los mandos de un narco-avión

EL CORREO

Alkiviades David (Alki para amigos y conocidos) ha vuelto a liarla. El megamillonario griego, miembro de la familia Leventis, cuyas propiedades incluyen empresas de fabricación y plantas embotelladoras de Coca-Cola en 28 países, acaba de ser detenido cuando trataba de introducir 5.000 plantas de marihuana en San Cristóbal y Nieves, en el archipiélago de las Antillas Menores. El bueno de Alki, que viajaba con su socio y el polémico actor irlandés Jonathan Rhys Meyers (el Enrique VIII de 'Los Tudor'), cargó en su jet privado cannabis por valor de 1,2 millones de euros decidido a aprovechar la inminente legalización de esta sustancia para uso medicinal en el país y engordar aún más su fortuna.

El asunto pintaba muy bien hasta que los agentes de aduanas, a los que importó muy poco que el millonario nade en dinero y frecuente a altísimos cargos del bonito país caribeño, les dieron el alto y los enviaron a comisaría. Ocho horas después, y previo pago de una fianza de 27.000 euros, Alki y compañía esperan a ser juzgados, acusados de intento de suministro, posesión e importación de drogas.

«Registro de cavidades»

El empresario, al que se ha retirado el pasaporte, asegura que la madrastra y la mujer de Rhys Meyers, que también iban en el avión, «sufrieron un registro de cavidades» durante el cacheo. Un asunto que, al parecer, ha enfadado al magnate, que sigue insistiendo en que su intención era buena. «Lo que pretendemos es trabajar con el Gobierno, con los juzgados, con los bancos, con las empresas y con los agricultores del país para desarrollar un sistema justo que cree miles de empleos en la isla y utilice la distribución internacional de Swissx para convertir a San Cristóbal y Nieves en un referente a nivel mundial. Hemos estado trabajando con el exprimer ministro y nos hemos reunido con el actual para hablar sobre el tema, pero esas conversaciones se han roto y eso es lo que ha llevado a nuestros arrestos. Nuestro equipo legal ya ha llegado desde Reino Unido y se prepara para iniciar acciones legales contra el Gobierno esta misma semana», explicó Alki en un comunicado, cuando la noticia de su detención ya había corrido como la pólvora. Y es que el griego es un hombre conocido por sus muchas empresas vinculadas al mundo de la producción audiovisual y por haber participado en casi una veintena de películas. También por haber sido condenado a pagar veinte millones a una mujer a la que agredió sexualmente.