Iñaki Añúa: «La bajada de público también la han sufrido otros festivales de jazz en Europa»

Momentos. John Scofield, en directo con Hudson. Un detalle de Carla Bruni en Mendizorroza. /Igor Aizpuru / Blanca Castillo
Momentos. John Scofield, en directo con Hudson. Un detalle de Carla Bruni en Mendizorroza. / Igor Aizpuru / Blanca Castillo

Iñaki Añúa, que deja la dirección del ciclo, destaca los conciertos de Hudson, Gasteizko Ganbara Orkestra y Mingus Big Band

Natxo Artundo
NATXO ARTUNDO

«Ha sido una edición entretenida. Dije que quería ver bailar a la gente y eso es lo que se ha ocurrido. Lo han pasado muy bien. Ha sido un festival muy diferente a lo normal», comenta Iñaki Añúa. El responsable del programa, más orientado el funk este año, no concreta cifras de asistencia y señala que «a finales de septiembre, como todos los años, cerraremos nuestro ejercicio y haremos las cuentas en serio, nos auditaremos y veremos qué ha pasado».

Pero el veterano programador, que deja ahora su papel activo al frente del festival vitoriano, lamenta que haya un descenso de público en los festivales de jazz en Europa. «Nos ha ocurrido a nosotros, pero también a otra gente. Me entristece, porque en estos 40 años ha habido muchos en que hemos llenado magníficamente Mendizorroza», valora.

Añúa cita algunos datos de otros ciclos, que no quiere hacer públicos, pero también indica que «hablé con el presidente del festival de Viena, Austria, para decirle que acudiré este año a una reunión de la IJFO -la asociación internacional de festivales de jazz a la que pertenece Vitoria- cerca de Lyon, en Vienne, para despedirme de todos. Me dijo que no habían cumplido las perspectivas de venta de entradas que tenían».

«No lloré, aunque los aplausos duraron mucho y me levanté dos veces para dar las gracias» En la despedida 'oficial'

En lo artístico, Añúa apunta que «el concierto de gospel no me gustó demasiado. Los hemos tenido mucho mejores, creo que estaban muy fríos y ella ya dijo que tenía 78 años, y eso se nota». Tampoco eran unos chavales quienes abrieron la velada del miércoles, Hudson. «Me gustaron mucho, tenía un gran interés desde que me compré el disco en su momento. El grupo que capitanea Jack DeJohnette -que celebra sus 75 años- me encantó, todo el cuarteto. Merecieron la pena: son de lo mejor que hemos tenido este año», destaca Añúa.

En el caso de los Earth, Wind & Fire de Al McKay, «fue ruidoso, porque él debe de estar ya muy sordo e insistieron en tocar muy alto. Estuve con tapones para los oídos todo el concierto. En su día vendí equipos de sonido y no creo necesario ir a esos niveles si ya suena bien».

Recuerda Añúa que «la gente bailaba. Ha sido un poco la celebración de estos 40años que llevo ligado al Festival de Jazz de Vitoria». En cuanto a su despedida 'oficial' en el pabellón, admite que hubo emoción, «sin embargo no lloré. Y creo que los aplausos duraron mucho tiempo, incluso yo me levanté dos veces para dar las gracias. Al final, pedí que la gente dejara de aplaudir, porque no estoy acostumbrado a que me aplaudan, sino a hacer bien mi trabajo», distingue.

Un momento de cine

La actuación de Carla Bruni «me gustó. He sido siempre un hombre de mente abierta y no he tenido prejuicios para escuchar nada. De hecho, me dedicó el tema 'Moon River', algo que le agradezco muchísimo. Era la que cantaba en 'Desayuno con diamantes' Audrey Hepburn y que ganó un Oscar. Carla Bruni hizo una versión muy buena».

Claro que el corazón jazzístico de Añúa matiza que «la Mingus Big Band es la Mingus Big Band. Ya la conocíamos, lo pasé muy bien en el concierto: teníamos jazz por derecho». Y Añúa recalca el papel del «nuevo equipo de sonido, alemán, que se estrenaba aquí» en la calidad técnica del resultado.

Fue un espectáculo engrasado, empaquetado a la perfección para el disfrute del personal Fórmula de éxito

No hablemos ya en el caso de la Gasteiz Ganbara Orkestra, que compartió aventura musical con el cuarteto de Perico Sambeat. «Fue una locura cómo sonó. La orquesta, divinamente, y el grupo estaba incrustado en ella y estuvo magnífico. De maravilla, se lo dije al director, Iker Sánchez», recuerda el impulsor del festival.

El funk protagonizó el resto de propuestas en Mendiorroza. «Cory Henry me decepcionó un poquito, prefirieron descansar a probar sonido y eso se notó». En el caso de Brooklyn Funk Essentials y Kool & The Gang «sonaron bien. El nivel era alto pero nadie estaba sordo. Tengo los mejores técnicos que hay en España», remachó.

A falta de escuchar las actuaciones en el Teatro Principal, cuyas grabaciones disfrutará durante sus inminentes vacaciones, Añúa se remite a los comentarios de sus colaboradores. Y, en este contexto, resalta los conciertos de los trompetistas Avishai Cohen -con Big Vicious- y Fabrizio Bosso, con el Fred Nardin Trio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos