La frenética actividad de cambio de escenario entre conciertos en el Festival de Jazz de Vitoria