Lo que debe importar sobre Bruni

La cantante italofrancesa Carla Bruni, exprimera dama de Francia, qeu actuará este jueves en Mendizorroza./E. C.
La cantante italofrancesa Carla Bruni, exprimera dama de Francia, qeu actuará este jueves en Mendizorroza. / E. C.

Arrancó su carrera con 29 años y su mayor éxito ha sido 'Quelqu'un m'a dit', con dos millones de ventas

Natxo Artundo
NATXO ARTUNDO

Hay quienes no dejan de darle vueltas a la cabeza. Y no son los más aficionados a la música. Son aquellos a quienes preocupa más ver que escuchar. En concreto, qué modelo va a lucir en su concierto la siempre elegante Carla Bruni. Pero es que ella no es de lucir vestidos de diva, sino más de jeans y americana.

Tampoco es que sea una cantante de las que lanzan chorros de voz. Lo suyo es más cercano, más íntimo si se quiere, más de feeling que de potencia vocal. Más de suavidad y melodía que de mover el VUmeter hasta la otra punta del espectro de los decibelios. Es en este ámbito sonoro en el que la artista se ha movido en su carrera musical, que comenzó a los 29, tras una década como modelo.

Hacia 1999, ' Si j'étais elle' y otras cinco piezas que llevaban la firma de Bruni formaron parte de su primera referencia discográfica, que llegó a 250.000 compradores. Si en la canción que tituló la grabación tuvo el primer apoyo del cantautor Julien Clerc, en 2002 compuso con Luis Bertignac su trabajo 'Quelqu'un m'a dit', del que se vendieron más de dos millones de copias. Guitarra acústica y palabras casi en susurro marcaron una fórmula tan sencilla como directa. Este ha sido, hasta el momento, su mayor éxito.

Pero no ha sido una carrera ascendente, ya que en 2007 -el año en que conoció a su marido, Nicholas Sarkozy- publicó 'No promises', con textos musicados de poetas anglófonos, desde Yeats a Emily Dickinson o la gran Dorothy Parker. Pese a ser un trabajo interesante, las ventas rondaron los 80.000 álbumes ese año. Luego, ha sumado medio millón más.

Hay, también, otros que especulan sobre el lugar que ocupa la artista italofrancesa en el cartel de un prestigioso Festival de Jazz de Vitoria. Sin entrar en comparaciones odiosas con otras artistas que han pasado por el ciclo en estos 42 años, vamos a ver qué apunta la trayectoria de Bruni. En 'Comme si de rien n'etait' y 'Little French Songs', las letras en francés volvieron a su discografía, mientras que ahora el inglés aparece como lengua principal en 'French Touch', donde versiona a los Clash y su 'Jimmy Jazz' en clave Nueva Orleans o canta el 'Crazy' con Willie Nelson, con joyas como un jazzero 'Highway to Hell' de AC/ DC, el precioso 'Perfect Day' de Lou Reed, el clásico de Henry Mancini 'Moon River', el siempre sosete 'Stand By Your Man' de Tammy Wynette o el 'Miss You' de los Rolling Stones.

Hay, asimismo, quienes hablan de la visita VIP de un expresidente de Francia al Festival de Jazz de Vitoria. Y es que Nicholas Sarkozy suele asistir a las actuaciones de su mujer, a quien seguramente aplaudirá con calor de fan. En cualquier caso, la tarima de Mendizorroza ha acogido ya a figuras de la política y hasta de la realeza. A un Rey del Blues, B.B. King, a un exministro de Cultura de Panamá, Rubén Blades, y hasta a un guitarrista, Eric Clapton, al que en su día los británicos llamaban 'Dios'. Ahora, la exprimera dama gala mostrará lo que es capaz de comunicar con su música. Que es lo que de verdad debe importar.

 

Fotos

Vídeos