Añúa: El festival de jazz de este año tendrá "momento y medio" de flamenco

El director del Festival de Jazz de Vitoria, Iñaki Añúa. /
El director del Festival de Jazz de Vitoria, Iñaki Añúa.

El director del Festival de Jazz de Vitoria, Iñaki Añúa, ha programado para esta 38 edición un festival "con clase", que ofrecerá "momento y medio de flamenco", con las actuaciones de Miguel Poveda y el Niño Josele

EFEVitoria

Añúa ha desvelado en una entrevista con Efe los entresijos de esta edición, que se celebrará entre el próximo lunes y el sábado día 19 y que recordará al fallecido genio de la guitarra flamenca Paco de Lucía, uno de los pocos artistas que ha estado cinco veces en el Festival de Vitoria. Sin embargo, el máximo responsable del certamen cree que en el programa de este año solo habrá "momento y medio de flamenco: un momento que es Miguel Poveda y medio el de Niño Josele", a quien considera cada vez menos guitarrista flamenco y más de jazz.

Niño Josele y el pianista Chano Domínguez presentarán la noche del martes el estreno mundial de su disco producido por Fernando Trueba y que Añúa considera una "auténtica belleza". Ambos rendirán un especial homenaje al maestro Paco de Lucía con quien no sólo compartieron escenario, sino que Josele fue durante ocho años su segundo guitarrista, y Chano, uno de sus "guindillas", como él llamaba a los músicos de jazz con los que tocaba.

"Lo que no he querido es aprovecharme del nombre de Paco para vender entradas. Eso para mí era capital", ha confesado Añúa, quien para ser fiel a ese espíritu ha programado un homenaje gratuito al maestro con la emisión de sus conciertos, acompañado de la proyección de fotos que le hicieron en Vitoria. Tras este "medio momento" flamenco llegará el miércoles 16 el que protagonizará el cantante Miguel Poveda, quien, según cuenta Añúa, aceptó inmediatamente la propuesta de tocar en Vitoria por ser "el único festival que invitó a cantar a Enrique Morente", de quien es un enamorado.

"Quiero que toques en el mismo escenario en el que estuvo él". En ese momento, Poveda le dio un abrazo y le dijo: "Por supuesto que sí". La idea de añadir en esa misma velada a la cantante israelí Noa vino después, y ambos sorprenderán al público con una fusión de sus voces tras sus respectivas actuaciones. Este concierto, junto al de Paul Anka del viernes 18, serán un éxito seguro, según Añúa, que cree que también colgará el cartel de "no hay entradas" en el concierto de clausura, que ofrecerán el sábado el pianista Chucho Valdés y la orquesta Buenavista Social Club, liderada por la legendaria vocalista Omara Portuondo.

Añúa ha conseguido que éste sea un concierto exclusivo en España, antes de que la orquesta cubana comience en otoño su gira de despedida. Chucho Valdés subirá al escenario de Mendizorroza acompañado de su banda, The Afro Cuban Messengers, cuyo último disco, "Border Free", fue considerado uno de los mejores de jazz de 2013, según la revista Downbeat. Esa misma publicación calificó el concierto de Paco de Lucía con Chick Corea en Vitoria como el mejor del año, comenta Añúa con orgullo.

Y es que él se consideraba "amigo de Paco". De hecho, no ha querido borrar su número del teléfono móvil. "Me da no sé qué borrarlo, y a veces pienso que es imposible que no pueda volver", confiesa, "sobre todo, por la cantidad de proyectos que teníamos". La última vez que habló cara a cara con él fue al despedirse en la puerta del hotel tras ese concierto con Chick Corea. "Le pregunté a Paco: '¿Maestro, lo has pasado bien?', y me dijo, 'He sido feliz'", relata.

Añúa también recuerda la noche que fue a escuchar en Nueva York a Darcy James, que actuará el martes 15. Al ver su actuación pensó que era "una obligación dar a conocer a un músico así", que está reinventando lo que es una "big band" del siglo XXI, una formación "enorme", con 20 músicos, aunque distinta a la "big band" de "swing" que traerá Paul Anka. Añúa disfruta también hablando de los conciertos del Teatro Principal, donde desde 1990 se programa Jazz del Siglo XXI y que sirve de plataforma para dar a conocer a músicos jóvenes.

En esta ocasión se podrá ver a la jovencísima Andrea Motis, que "tiene un timbre de voz muy bonito, pero además toca el saxo alto y la trompeta", y a la chilena Melissa Aldana, que ha ganado este año el premio Thelonious Monk al mejor saxo tenor. Eso, sin olvidar al guitarrista Sylvain Luc, "un músico perfecto para la conexión", que fue quien propuso a David Binney, que se desplaza exclusivamente desde Estados Unidos para esta velada.

En su apuesta por mantener el prestigio de este festival, Añúa ha logrado recuperar un día y programar seis jornadas en lugar de cinco como los dos últimos años por los recortes presupuestarios, y para paliar la falta de subvenciones ha hecho una oferta musical con la que se vendan entradas, pero, eso sí, "con clase".

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos