Vitoria, capital de Luisiana

El trompetista Terell Stafford, en su actuación junto a Buika en Mendizorroza, hace siete años. /
El trompetista Terell Stafford, en su actuación junto a Buika en Mendizorroza, hace siete años.

La ciudad instaura estos días su propia Bourbon Street de la mano de los clubes y pubs que ofrecen en vivo blues, dixieland, swing y otros sonidos

SAIOA ECHEAZARRA

La calle Bourbon es una de las atracciones más populares de Nueva Orleans. En la ciudad donde discurre 'La conjura de los necios', esta célebre arteria cobra vida de noche con atractivos como el Martes de Carnaval o la música en directo. Virtuosos del blues, saxos solitarios o punteos de guitarra centran este ambiente que tiene su reflejo europeo, por qué no, en la capital alavesa, dentro de su Festival de Jazz. Un año más, Vitoria instaura su propia calle con nombre de whisky de la mano de diversos clubes y pubs donde se escucha el sonido del viejo Sur. Pero también la fusión y las nuevas tendencias. En esta particular ruta de los escenarios donde sopla la brisa del Mississippi hay repertorios para todos los tímpanos, comenzando por el del hotel NH Canciller Ayala.

Se trata de la sede del ciclo Carlsberg Jazz de Medianoche, donde las doce campanadas son sinónimo de buena música y zumo de cebada, o cualquier otro destilado que refresque la audición de un cartel de lujo. Porque la formación The Pink Turtle regresa con sus entretenidas versiones de clásicos del pop, dentro de un riguroso e imparable swing. El respetable que tome asiento -u opte por mover el esqueleto- frente al tablado de La Florida podrá deleitarse asimismo con el repertorio de David Kikoski y su brillante trío, compuesto por Boris Kozlow en el contrabajo, Willie Jones III como batería y el genial Terell Stafford a la trompeta a modo de invitado especial.

Aunque con una veintena de álbumes a sus espaldas, el 'frontman' de New Jersey se ha sentado al piano con músicos como Didier Lockwood, Craig Handy, Barry Finnerty, Ralph Moore o la Mingus Big Band.

En efecto, la capital del País Vasco se asemeja cada verano a la de Luisiana. Vitoria se transforma en un gran club de jazz a través de los directos programados en locales del centro, entre ellos, el Zabala de Mateo Moraza. En su pista se desarrollarán las sesiones Mardi Gras -del 14 al 17 de julio-, que precisamente se traduce del francés como 'martes graso', es decir, Martes de Carnaval.

Esta fiesta del disfraz estival no tiene nada que envidiar a la celebérrima verbena de Nueva Orleans, si bien la alavesa arrancará alrededor de la medianoche. Con un horario similar, el flamante 8º B Club (Paseo de la Florida, 3) recibirá entre las jornadas del 15 y el 19 al prestigioso batería vitoriano Ángel Celada.

Vermú e improvisación

El baterista de hitos del pop-rock nacional como Golpes Bajos, La Unión o El Último de la Fila empuñará las baquetas en su ciudad natal al frente de su cuarteto a partir de la medianoche. Otra de las paradas del ciclo sonoro se halla en el The Man in the Moon. En el pub de Manuel Iradier, también hacia las 00.00, actuarán el pianista alavés Juan Sebastián Vázquez, Borja Barrueta (batería) y Jesús Caparrós (bajo). Cabe mencionar que el titular a las teclas blancas y negras, brillante pupilo de Iñaki Salvador, compartirá cartel unas jornadas más adelante con Ray Davies o Echo & The Bunnymen en el Jazzaldia donostiarra.

Para la siguiente velada en el mismo espacio se ha programado el 'show' de la Steamboat Jazz Band, desde donde recuerdan que «nacimos en 2002 con la intención de mostrar la música de jazz (estilo New Orleans) en el País Vasco y especialmente en Álava Y también donde nos dejen». Aparte, con horario a las 13.30, en el pub El O'Connors se sucederán los recitales del colectivo vitoriano Jam Pack in Purple. Joserra Sánchez, Jon, Javi García, Clara López, Javi Iglesias, Iñaki Fernández, Luis Colmenero, Luis Larrubia, Ivana Sáez y Juan Vives se subirán a las tablas irlandesas de la calle Prado para desgranar composiciones no solo de jazz sino de soul, bossa y blues con «altas dosis de improvisación».

No obstante, los instrumentos no pararán de sonar gracias a la New Orleans Swamp Donkeys. Sam Friend y su banjo son la batuta de esta formación estadounidense que, junto con James Williams, Wes Anderson IV, Jon Ramm y Jams Marotta, desfilará por las calles del centro para amenizar el aperitivo (a las 13.00) y la merienda (19.30). Sin embargo, el estilo musical nacido en el siglo XIX se escuchará también en el Puerta Grande por obra de los alaveses B3 Dixieland. Sus actuaciones «se inspiran en el dixieland, uno de los orígenes del jazz moderno que surge en los barrios negros de New Orleans. Tocamos estándares divertidos con mucho ritmo, fáciles de bailar, al estilo lindy hop». 'Sweet Georgia Brown', 'Saint James Infirmary' o 'Ain't She Sweet' son algunos ejemplos de su repertorio, «no exento de sorpresas».

El listado de locales que se adhieren a la agenda musical continúa por el Dublín, que junto con el Virgen Blanca acoge el encuentro XVI Minijazz & Freejazz. Maracas para dos, Monk It!, The Soulville Brothers, Gnaposs, A Groovin' Affair y Daddy's Funclub completan el plantel. Mientras tanto, el +Río depara otras propuestas: Frisko con guitarra acústica aparte de varios djs que pincharán soul, blues, funky y jazz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos