El público del BBK Live: más mujeres que hombres y cada vez más jóvenes

Este año la cita ha registrado 7.800 asistentes más que la edición anterior./Ignacio Pérez
Este año la cita ha registrado 7.800 asistentes más que la edición anterior. / Ignacio Pérez

Casi un tercio del público del festival, que según la promotora Last Tour ha dejado un impacto económico de 24 millones de euros en la villa, era extranjero

SOLANGE VÁZQUEZ

Después de trece ediciones, el perfil de los asistentes del BBK Live, que la semana pasada volvió a convertir Kobetamendi en uno de los santuarios internacionales del pop rock en directo, está revelando que las tendencias esbozadas tímidamente al principio de su andadura van consolidándose con fuerza. Así, este año se ha comprobado que el público que asiste a la cita es cada vez más joven «con una media de edad que se ha situado en 27 años», según fuentes municipales y de Last Tour, promotora del festival. Y otra tendencia al alza: el porcentaje de mujeres que han disfrutado de los conciertos, que este año ya ha superado al de varones y ha alcanzado el 52%.

Asimismo, este año ha vuelto a aumentar el número de personas venidas de otros países. Según fuentes del Consistorio, el 31,8% de los asistentes eran de origen extranjero, un 2% más que en 2017. «Se trata de la edición más internacional hasta el momento, con público que ha llegado desde 120 países diferentes». El grupo más numeroso procedía de Reino Unido (4%), seguido por Francia (4%), Italia (2%), Irlanda (2%), Portugal (1,8%), Holanda (0,8%) y Estados Unidos (0,8%), aunque también han recalado en Bilbao jóvenes venidos desde Rusia, Israel, Japón, Sri Lanka o Brunei. Tal y como han destacado fuentes municipales, el 68,2% de los asistentes eran de procedencia nacional -sobre todo de Madrid y Cataluña-. De ellos, el 24,5% procedían de Euskadi.

7.800 asistentes más

La llegada masiva de asistentes -7.800 más que el año pasado- ha supuesto un enorme impacto económico en Bilbao. Los organizadores calculan que el festival ha dejado en la villa más de 24 millones de euros, una cifra que supera en dos millones y medio a las estimaciones realizadas tras la edición del año pasado. La ocupación de las plazas hoteleras durante los tres días de festival han estado por encima del 90% y los hostels han rozado el lleno. «Esta edición confirma el potencial de este certamen para generar actividad económica, atraer turismo y dinamizar el periodo estival», han manifestado el Ayuntamiento y la promotora del evento.