Bilbao BBK Live 2019: tres días para «dejarse llevar»

Festivaleros el jueves, en el Bilbao BBK Live 2019./Ignacio Pérez
Festivaleros el jueves, en el Bilbao BBK Live 2019. / Ignacio Pérez

EL CORREO

La música de Ketiov y las ganas de fiesta arrancaron ayer a las cinco de la tarde en Kobetamendi y dieron inicio al Bilbao BBK Live 2019. La primera festivalera en cruzar las puertas fue Nahir, que va «persiguiendo a Liam Gallagher. Lo he visto un montón de veces y no me muevo de primera fila hasta que salga», decía. Veteranos y novatos en el festival coinciden en que el emplazamiento es uno de los puntos fuertes, y para pasarlo bien «hay que dejarse llevar».

Ayer jueves, en el primer día BBK Live, El rock andaluz de Derby Motoreta's Burrito Kachimba inauguró el escenario principal. Lo del sexteto sevillano es una sana anomalía dentro de la programación del festival, ya que su rock de pelo largo, de pantalón ajustado y de dirigirse a los espectadores como «colegas» parece pertenecer a otra dimensión espacio-temporal en este entorno de modernidad bailable.

Thom Yorke, por su parte, inyectó en Kobetamendi ritmos binarios a sus visiones alienadas del mundo moderno.

El colíder de Oasis y cabeza de cartel del jueves, Liam Gallagher, levantó su concierto no solo gracias a las canciones de su viejo y millonario grupo de Manchester. Triunfó hasta aplastar al resto de la plancha del jueves.

Más información