Lo mejor y la decepción del 13º BBK Live

Lo mejor y la decepción del 13º BBK Live

Óscar Cubillo
ÓSCAR CUBILLO

LO MEJOR

1- David Byrne, viernes, Escenario Heineken

El mejor concierto del festival, del año, de una vida… El Ex Talking Heads, sobre un escenario desnudo por completo, liderando a más de una docena de músicos trajeados y descalzos, amalgamó la danza contemporánea, el teatro, el musical, la moda, el funk, la mímica, la filosofía, las sombras, el canto… ¡y hasta la batucada para acabar! Un show total, orgánico, culto y nada pedante desarrollado bajo la molesta lluvia.

2- Noel Gallagher, sábado, Escenario Bilbao.

El líder de Oasis suministrando rock de estadio ampuloso (¡hasta once músicos hubo en escena!) y con vocación de himno. Fue memorable oír clásicos de Oasis como 'Wonderwall' y 'Don't Look Back in Anger' rodeado de ingleses que se abrazaban y coreaban mirando al cielo nocturno.

3- King Gizzard & Lizard Wizard, viernes, Escenario Bilbao

El septeto australiano, con dos baterías, tres guitarras más bajo y teclados, más que psicodelia reivindicó el gran rock británico clásico de King Crimson, Black Sabbath, Jethro Tull o incluso los Status Quo lisérgicos en una pócima modernizada mediante la actitud heavy de su vocalista líder. ¿El único concierto de rock del 13º BBK Live?

LA DECEPCIÓN

Benjamin Clementine, sábado, Escenario Bilbao

El peor concierto de mi 13º BBK Live lo padecí el viernes bajo la lluvia con los inanes y lánguidos The xx. Sin embrago, en Kobetas sólo me ha decepcionado Benjamin Clementine porque ha relegado su estilo solemne y metafísico de pianista en solitario en favor de un free rock en trío postmoderno y urbanita con menos gancho. Además, Benjamin divagó, se dispersó y se embarró intentando animar al público con un castellano mejorable. Eso por no hablar de sus maneras altivas, de divo engreído.

BBK LIVE 2018

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos