Uno de cada tres bilbaínos ha votado al PNV

Uno de cada tres bilbaínos ha votado al PNV

Los jeltzales refuerzan su victoria y abren la brecha

XABIER GARMENDIA

El emocionante pulso que PNV y Unidos Podemos protagonizaron en 2016 por hacerse con la victoria en Bilbao -que se resolvió por apenas 639 papeletas a favor de los nacionalistas- no tuvo lugar anoche. Ni de lejos. Los jeltzales reforzaron su triunfo al sumar algo más de un tercio del total de los votos (33,4%) y aumentaron considerablemente la brecha respecto al segundo. En concreto, sacaron casi 26.000 sufragios de ventaja al PSE, que experimentó una fuerte subida hasta el 20,6%.

Los socialistas, que ocuparon la cuarta posición en los anteriores comicios generales, sumaron más de 15.000 votos y ascendieron así hasta el segundo puesto. De esta forma, los bilbaínos premiaron ayer a los dos partidos que sustentan actualmente el equipo de Gobierno municipal liderado por Juan Mari Aburto. La coalición de Podemos, Ezker Anitza y Equo, en cambio, perdió tantos apoyos como los que ganó el PSE, y se quedó en la tercera plaza con un 17,6% del total, diez puntos menos.

EH Bildu, que ejerce la jefatura de la oposición en el pleno, continúa obteniendo un respaldo mucho más moderado en las generales, aunque 5.300 nuevos votos le proporcionaron una destacable subida. El gran descalabro de la noche lo sufrió el PP. A menos de un mes de las locales, a las que se presentan con caras renovadas, los populares se dejaron más de un tercio de sus apoyos. Tanto Ciudadanos como Vox aumentaron sus marcas, aunque solo se quedaron en un 3,8% y un 3,1% respectivamente.