Sánchez arrancará el lunes la ronda de contactos para formar gobierno

Pedro Sánchez y Albert Rivera se verán las caras el martes./Efe
Pedro Sánchez y Albert Rivera se verán las caras el martes. / Efe

Casado, Rivera e Iglesias serán los primeros en pasar por La Moncloa

DAVID GUADILLA

Pedro Sánchez arrancará la semana que viene la ronda de contactos con el resto de dirigentes políticos para analizar la situación política. Las reuniones arrancarán el lunes con Pablo Casado. El martes continuarán el martes con Albert Rivera y Pablo Iglesias. Se trata de una cita habitual tras las elecciones generales, pero en este caso tiene mayor trascendencia política.

Sánchez está obligado a buscar apoyos para intentar superar la sesión de investidura. La gran incógnita es la posición de Unidas Podemos. No tanto en lo que se refiere al apoyo que pueda dar al líder del PSOE para seguir en La Moncloa, algo que se da por hecho, sino sobre la fórmula para hacerlo. Los dirigentes de la coalición morada, incluido el propio Iglesias, insisten en un Gobierno de coalición en la que cargos de Podemos ocuparían puestos relevantes. Sin embargo, los socialistas apuestan por un Ejecutivo en solitario que vaya buscando apoyos puntuales.

La cita prevista para el martes a las 17.00 horas en La Moncloa servirá para ir desbrozando ese camino. En todo caso, no es probable que se adopte ninguna decisión ni que el panorama se aclare hasta después de las elecciones del 26 de mayo. En Euskadi son municipales y forales, pero en varias comunidades son autonómicas. En función de las alianzas necesarias para constituir los gobiernos regionales, se definirá qué tipo de Gobierno constituirá Sánchez. De hecho, la ronda con Casado, Rivera e Iglesias se producirá apenas tres días antes de que empiece la campaña para el 26-M.

El cara a cara con los líderes del PP y Ciudadanos servirá para que escenifiquen su imagen de líder de la oposición. También para que el presidente de Cs recalque su negativa a apoyar a Sánchez, a pesar de que es el único pacto que daría estabilidad al Ejecutivo y evitaría que el presidente en funciones dependiese de los nacionalistas la próxima legislatura. La CEOE le ha instado a favorecer ese acuerdo, algo que Rivera ha rechazado. La Moncloa aún no ha hecho oficial cuándo recibirá a los dirigentes del PNV y ERC, entre otros, vitales para lograr las mayorías necesarias.