Lucha directa de Bildu y PSE por el segundo escaño en Gipuzkoa

Lucha directa de Bildu y PSE por el segundo escaño en Gipuzkoa
El Correo

Rozan el empate con un 21% de los votos, mientras el PNV tiene casi garantizado repetir sus dos diputados

MIGUEL VILLAMERIEL

Cuatro de los cinco escaños que le corresponden a Gipuzkoa en las próximas elecciones generales tienen un destinatario más o menos claro según la encuesta realizada por GAD3 para este periódico, pero el quinto aparece en duda. Y todo apunta a que se dilucidará en una pugna directa entre PSE y EH Bildu. El sondeo arroja un empate técnico entre socialistas y soberanistas, que se disputan la segunda posición tras el PNV, con el 21% de los votos, aunque el PSE obtendría en estos momentos un puñado de votos más y el anhelado sillón. Sin embargo, las distancias son muy cortas.

El PNV dominaría con claridad en Gipuzkoa con un 26% de los votos, lo que equivale a decir que una de cada cuatro papeletas que se recuenten el 28-A en el territorio llevará impresas las siglas jeltzales. El partido presidido por Andoni Ortuzar mantendría así los dos diputados con los que cuenta actualmente en el Congreso (Joseba Agirretxea e Iñigo Barandiaran repiten como cabezas de lista) y recuperaría la primera posición en Gipuzkoa en detrimento de Unidos Podemos. La coalición morada pasaría de ser primera fuerza en 2016 (con un 28,5% de los votos) al cuarto lugar con un discreto 16%, lo que conllevaría la pérdida de uno de sus dos diputados en la Cámara baja.

El escaño que pierde Unidos Podemos es precisamente el que se disputarán PSE y EH Bildu, que en la presente legislatura han contado con un diputado por Gipuzkoa cada uno, pero que tienen muchas opciones de incrementar su representación. Al menos uno de ellos.

El empate técnico en el 21% de los votos que registran PSE y EH Bildu tiene una lectura más positiva para los socialistas, que pueden convertirse en segunda fuerza en Gipuzkoa aprovechando el tirón de la presidencia de Pedro Sánchez, cuando en las últimas generales se tuvieron que conformar con la cuarta posición. Subirían siete puntos porcentuales, del 14% al 21%, a rebufo sobre todo de la caída que dibuja Unidos Podemos (que baja del 28,5% al 16%). EH Bildu, por su parte, también se beneficiaría en parte del pinchazo de la coalición morada y subiría del 19% de hace tres años al 21% actual, aunque podría no ser suficiente para recuperar la segunda posición.

Los partidos de la derecha no parten con excesivas posibilidades de obtener representación para el Congreso por Gipuzkoa. El PP mantiene su línea descendente y se queda en un 7% de los votos, que no se traducirían en escaño, mientras que Ciudadanos y Vox se sitúan en un 3% de los votos que tampoco son suficientes. Llama la atención que Vox se ponga a la altura de Cs en su primera aparición en unas generales en Gipuzkoa.