López se lanza a por el voto de Podemos y PNV y pide apoyo para Sánchez «sin intermediarios»

López participó ayer en un acto en Castro Urdiales. /e. c.
López participó ayer en un acto en Castro Urdiales. / e. c.

Mendia reivindica un gobierno socialista «contundente» para hacer frente a «la España en blanco y negro que trae la derecha»

Octavio Igea
OCTAVIO IGEA

Ya sea por dejar atrás cuanto antes el patinazo de Pedro Sánchez con los debates electorales o ante la certeza de que la carrera hacia el 28-A entra en su fase decisiva, los socialistas han pisado el acelerador reivindicándose como la única alternativa a un gobierno de derechas. Y en Euskadi también como idóneo depositario del voto de PNV y Elkarrekin Podemos. ¿Por qué? Porque en el PSE dan por hecho que ambas formaciones acabarán dando su apoyo para que Sánchez vuelva a La Moncloa, así que mejor, consideran, recabar esos sufragios directamente. Lo sugirió ayer Patxi López. «Los ciudadanos deberían votarnos, no a intermediarios, porque no caben medias tintas. O ganamos nosotros o ganan ellos», dijo en alusión a la posible unión de PP, Ciudadanos y Vox para aupar a Pablo Casado y abrir la puerta del Consejo de Ministros a la extrema derecha.

El exlehendakari, cabeza de lista del PSE al Congreso por Bizkaia, se desplazó ayer a Castro Urdiales para dar un mitin con dirigentes del Partido Socialista en Cantabria. Cosas de hacer campaña en vacaciones: puede que haya estos días más vizcaínos indecisos en otras comunidades que en sus propios municipios. Eso deben calcular al menos los socialistas con su acto en la localidad limítrofe –donde un alto número de residentes siguen empadronados en Euskadi–, pero también los estrategas de PNV y EH Bildu, que han programado actos en Benidorm estas jornadas festivas.

En su alocución, Patxi López insistió en la necesidad de reforzar la candidatura de Pedro Sánchez para «lograr un país decente y un futuro digno», pero, sobre todo, para frenar cualquier posibilidad de que la derecha recupere la primacía en España. Más si cabe con la irrupción de Vox. «No cabe titubear con quienes enarbolan las banderas para tapar sus vergüenzas y utilizan el mástil para agredir al adversario».

Para López, igual que han expresado otros candidatos de izquierdas durante los últimos días, la del 28-A es la cita con las urnas más importante de las últimas décadas por la necesidad de hacer frente al auge de la extrema derecha. «Debemos tener claro a qué nos enfrentamos», dijo, «esto lo veíamos por el resto de Europa, veíamos como crecían planteamientos antisociales, antidemocráticos y antieuropeos y creíamos que estábamos vacunados». La diferencia en España, según el candidato socialista, es que mientras en otros países la derecha tradicional ha establecido el llamado 'cordón sanitario' a PP, Ciudadanos y Vox «no hay quien les distinga».

Regeneración democrática

Casi a la misma hora que Patxi López hablaba en Castro Urdiales, la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia, lo hacía en el centro de San Sebastián. Mendia aseguró que el PSE puede ganar en Euskadi el 28-A «porque ya lo ha hecho antes» y llamó a sus simpatizantes a cerrar filas y obtener un resultado «lo suficientemente contundente» para impedir que «las derechas sumen». «O le damos a Pedro Sánchez una mayoría contundente o la 'coalición de Colón' nos devolverá 40 años atrás, a una España en blanco y negro». Por su parte, la portavoz del GobiernoSánchez y cabeza de lista del PSE al Congreso por Álava, Isabel Celaá, aseguró en Laguardia que el PSOE blindará el Estado de Bienestar, mantendrá «la disciplina fiscal» y «regenerará la democracia».