Iglesias apela a la Sanidad para distanciarse del PSOE

Pablo Iglesias. /Ep
Pablo Iglesias. / Ep

La coalición de izquierda se presenta como la única capaz de garantizar los servicios sociales

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Unidas Podemos trata de desmarcarse a toda costa del PSOE para erigirse como la única izquierda, aquélla que mejor defiende los servicios sociales y que nunca pactaría con Ciudadanos, como, adelanta Pablo Iglesias desde hace días, sí estaría dispuesto a hacer Pedro Sánchez en caso de que la aritmética le permita reeditar su fallida alianza con los liberales.

La mejor baza para lograrlo, o al menos eso consideran los estrategas de las formación morada, es enarbolar las propuestas maximalistas de sus programa electoral, algunas de ellas imposibles de sufragar, según denuncian sus adversarios políticos. Nada más lejos de la realidad, defienden a una los dirigentes de Podemos. El incremento de los impuestos a las rentas más altas, añaden, permitiría que en 2023 se destinase el 7,5% del PIB para financiar la sanidad pública. Fue la promesa que lanzó este viernes Iglesias, quien añadió que no se trata de «pedir la luna», sino de equiparar a España con los países del entorno europeo. «Somos la fuerza política que más ha defendido lo que de verdad une a todos los españoles, la sanidad pública», proclamó el candidato a la Moncloa.

Ir un paso más allá que el PSOE en políticas sociales será la estrategia de Unidas Podemos hasta el 28-A para frenar la sangría de votantes que sufre hacia las filas socialistas. De ahí que se espere que un día tras otro Iglesias, Irene Montero o Alberto Garzón defiendan según toque el incremento del Salario Mínimo Interprofesional hasta los 1.200 euros, el aumento de las pensiones más bajas o la gratuidad de la atención bucodental para el 30% de españoles que no pueden permitirse acudir al dentista.