Euskadi, del morado de Podemos al verde del PNV

El PSE pasa de no ser la fuerza más votada en ningún municipio a convertirse en el partido con más apoyos en más de una docena, el PP solo 'gana' ya en tres... estos son algunos de los vuelcos del 28A

Solange Vázquez
SOLANGE VÁZQUEZ

Este lunes postelectoral es momento de desgranar las grandes cifras y elucubrar posibles pactos, pero también de estar atentos a la letra pequeña: los resultados por municipios. A menos de un mes para los comicios locales, el mensaje que ayer lanzaron las urnas es para tener muy en cuenta. Aunque elegir presidente no es lo mismo que escoger alcalde -la fidelidad a las siglas tiene sus vaivenes-, lo votado en el 28A marca una tendencia y, en algunos casos, es un aviso a navegantes, o sea, a políticos, que tienen aún unas semanas por delante para intentar cambiar el rumbo en algunos puntos concretos de Euskadi donde ayer saltó la sorpresa.

Una de ellas, la aparición del PSE como lista más votada en algunos municipios como Barakaldo, Ermua, Vitoria, Ribera Baja, Elciego, Oyón, Irun, Rentería, Andoain, Zumarraga o Elgoibar. Estas localidades se habían decantado en 2016 por Podemos -que era la novedad- como la fuerza favorita. Con una salvedad: la localidad alavesa de Elciego, donde la población que hace cuatro años depositó mayoritariamente su confianza en el PP ha cambiado ahora al partido de Pedro Sánchez.

Pero el gran cambio en las preferencias de los votantes vascos es que Podemos ha perdido la condición de partido más votado en más de medio centenar de municipios. El morado, que hace cuatro años se extendía por toda Euskadi con efervescencia -en 59 localidades fue la formación más votada- sólo ha sobrevivido, aunque con un bajón de votantes, en tres municipios... y uno en cada punta de la comunidad: Pasaia, Ortuella y Armiñón. Aunque, para batacazo, el del PP, que casi desaparece del mapa. Mientras que hace cuatro años fue la opción preferida en más de una decena de localidades alavesas, esta vez la debacle del partido en las urnas hace que sólo Laguardia, Navaridas y Lanciego mantengan a los populares como la sigla con más apoyos.

Entre las fuerzas nacionalistas también ha habido cambios, pero no tan llamativos. El PNV ha recuperado terreno y ha sido el partido más votado en 158 localidades, 40 más que hace cuatro años. Para ellos la 'reconquista' ha sido muy fructífera este 28A. También, aunque en menor medida, para EH Bildu, que ha 'ganado' diez municipios más y se ha extendido por varias localidades de la muga con Álava y Bizkaia, como Asparrena, San Millán, Barrundia, Aramaio, Zigoitia y Urkabustaiz. Ahora, habrá que esperar hasta el próximo 26 de mayo para saber cuánto cambia el voto cuando se trata de elegir a los representantes de la política a pie de calle.