«Que los políticos digan lo que quieran, no nos van a ayudar»

Artiz, en el puesto que regentó su madre durante décadas./s. ll.
Artiz, en el puesto que regentó su madre durante décadas. / s. ll.

SERGIO LLAMAS

El baracaldés Andoni Artiz tiene 41 años y ningún interés en la campaña electoral. «Que los políticos digan lo que quieran. No nos van a ayudar», criticó ayer, sorprendido de que el diputado general le citara como ejemplo de esfuerzo. Desde hace cinco años se levanta a las 4.30 para atender una antigua lonja de pescado que su familia mantiene alquilada en el mercado de Barakaldo, donde su madre trabajó durante casi seis décadas y que ahora apenas da para cubrir gastos. Termina a las 14.00 horas, y dos horas después levanta la persiana de su otro negocio, Ventanas Alanser, en la calle Andalucía. «La solución debería ser un único trabajo y que no nos maten a impuestos. Deben ayudar al comercio», apuntó el hombre, quien llamó la atención sobre la cantidad de lonjas cerradas en el municipio y la proliferación de supermercados. «Mientras el cuerpo lo permita», él seguirá compaginando sus dos trabajos para poder vivir. Eso sí, en verano caerán «15 días» de vacaciones. «Los cojo porque los necesito, pero también por la pareja», admitió.

Más información