Elkarrekin Podemos no frena su retroceso

Lander Martínez, líder de Elkarrekin Podemos. /Blanca Castillo
Lander Martínez, líder de Elkarrekin Podemos. / Blanca Castillo

Pierde seis de sus 20 junteros, pero insiste en que tiene «un suelo sólido» en el electorado vasco y «un lugar reconocible» en Euskadi

Josu García
JOSU GARCÍA

Los simpatizantes de Elkarrekin Podemos han vivido una noche electoral más bien decepcionante. Había muchas esperanzas puestas en los comicios forales y locales en Euskadi por parte de la formación morada. Tras la pérdida de 12 puntos y dos de sus seis escaños en las generales del mes pasado, el partido liderado por Lander Martínez creía entonces haber tocado fondo y mostró su convicción de que ahora comenzaría la recuperación.

Nada más lejos de la realidad. En contra de los resultados que avanzaban las encuestas, que eran aceptables en el contexto de retroceso global de la marca morada en España, Elkarrekin Podemos ha cedido finalmente peso a nivel local y territorial. Y todo ello pese a que han sido las primeras elecciones municipales a las que ha concurrido de manera organizada y con una misma cabecera, lejos del caos y la ensalada de siglas de 2015. En total, Podemos se deja seis de sus 20 junteros en las tres provincias, pasando de 148.000 votos a 109.000.

La nota positiva es que gana representación en las tres capitales, pese a que resulta un dato engañoso. En Bilbao logra tres ediles, uno más que en 2015, pero en aquella cita, otra marca de la izquierda de su mismo espectro (Goazen Bilbao) se alzó con otros dos concejales. En Vitoria sucede algo muy parecido. Dos agrupaciones de izquierdas lograron dos y un acta, respectivamente, las mismas que ahora (incluso en esta ocasión el porcentaje de voto ha sido cuatro puntos inferior). Sólo en San Sebastián es donde claramente pasa de 2 a 3 ediles. En el resto de municipios grandes, el retroceso ha sido también evidente. En Getxo, por ejemplo, la marca Guk logró en 2015 cuatro ediles, frente a los dos de estos comicios. Se ha perdido un edil también en Irún, Lasarte y Zarautz.

En las Juntas Generales de Gipuzkoa se han evaporado dos junteros, mientras que el mayor batacazo ha tenido lugar en Álava: se pasa de 8 a 4 electos. En Bizkaia mantiene sus 6 representantes, pese a que baja casi cinco puntos en el porcentaje de sufragios. Lander Martínez ha destacado los resultados en este último territorio. «Tomamos nota», ha dicho, en alusión a que se aguantó mejor el tipo. También ha asegurado que han aprendido «la lección» de «nuestras crisis internas». Con todo, Martínez ha armado un discurso optimista.

Más que en los números ha querido fijarse en «el camino largo e ilusionante que se abre», porque «han sido nuestras primeras elecciones locales con marca propia; nos tenemos que dar a conocer». El líder morado ha vuelto a aludir al «suelo electoral sólido» de Elkarrekin Podemos, aunque este suelo no acaba de tocar fondo en las últimas contiendas. «Tenemos un lugar reconocible en Euskadi, ya no se entiende este país sin nuestra formación», ha proclamado a modo de despedida.