El PNV logra la Alcaldía al no llegar a un pacto Bildu y los independientes

Irantzu Ibarrondo Abad, nueva alcaldesa de Sopuerta./Manu Cecilio
Irantzu Ibarrondo Abad, nueva alcaldesa de Sopuerta. / Manu Cecilio

Josu García
JOSU GARCÍASopuerta

El PNV se ha hecho esta mañana con la Alcaldía de Sopuerta después de que los independientes decidieran votar a su propio candidato y no apoyar ni a los jeltzales ni a EH Bildu. De esta forma, el empate a 4 concejales entre PNV y la coalición soberanista se ha decantado del lado de los jeltzales, al ser la lista más votada (581 votos frente a 494).

Irantzu Ibarrondo Abad será la nueva alcaldesa. El PNV obtuvo un resultado histórico en los últimos comicios. Venía de obtener dos concejales en 2015 (248 votos) y ha logrado duplicar los apoyos. Al asumir la makila, Ibarrondo se ha mostrado conciliadora y ha tendido la mano a la oposición. No en vano, tendrá que gobernar en minoría y necesitará apoyos para sacar los presupuestos adelante, por ejemplo.

«Dar las gracias al equipo que me ha acompañado para hacer posible esta aventura, que nos ha permitido crear un programa y tener ilusión para transmitirla al pueblo. Gracias a todos los votantes que han creído en nosotros. Esperamos no defraudaros. Trabajaremos por Sopuerta. Y espero poder hacerlo entre todos», ha dicho la nueva regidora. «Gobernaremos con transparencia y unidad para hacer un Sopuerta grande, que prospere y que no se quede donde está».

La Agrupación Electoral Independiente (AEI) de Emilio Reina pasará a la oposición, con tres ediles, tras haber liderado el municipio desde 2011. Con anterioridad, lo había hecho EH Bildu, cuando Reina decidió no presentarse a la cita con las urnas. Ahora, Reina ha dado un paso a un lado y no continuará en el Ayuntamiento al renunciar a su acta de concejal.

Como hecho anecdótico, destacar que no ha habido makila sino que el traspaso de poderes se ha escenificado con la entrega de las llaves del Consistorio. Al parecer, la makila ha desaparecido. Se encargó una nueva, pero no ha llegado a tiempo.