«Gobernaremos priorizando las demandas sociales», adelanta Gorroño

El alcalde de Gernika, José Mari Gorroño, makila en mano./Maika Salguero
El alcalde de Gernika, José Mari Gorroño, makila en mano. / Maika Salguero

Asume por cuarta vez el bastón de mando en Gernika en un pleno en el que no estuvo presente el cabeza de lista de EH Bildu, José Ramón Bilbao, por motivos profesionales

JULEN ENSUNZAGernika

El alcalde de Gernika durante los últimos doce años, José Mari Gorroño, ha tomado posesión por cuarta vez del cargo en un pleno corto y emotivo en el que ha destacado la ausencia del cabeza de lista de EH Bildu –único partido de la oposición–, José Ramón Bilbao 'Buli' por cuestiones profesionales. «Se encuentra en un congreso en Suecia», explicaron los miembros de su formación. Está previsto que tome posesión de su cargo de edil en la próxima sesión plenaria.

Gorroño ha salido elegido por mayoría absoluta con los diez votos de los miembros de su coalición Eusko Abertzaleak-PNV, mientras que los seis representantes de la formación independentista presentes en la sala apoyaron a su candidato, 'Buli'. Durante su primera intervención tras recibir de nuevo el bastón de mando, el máximo mandatario gernikarra ha tenido un recuerdo especial para tres figuras que «me enseñaron mucho», ya desaparecidas, como fueron sus compañero de partido José Bilbao, Julián Zabala y Kepa Butrón.

Asimismo, destacó que durante los últimos doce años en el cargo «he disfrutado mucho mejorando Gernika, pero también he tenido momentos duros». Una de esas situaciones delicadas que le han marcado tuvo lugar en 2013 «cuando estuve imputado un año entero por entregar los premios Gernika por la Paz», detalló ante una sala abarrotada por más de medio centenar de vecinos que no quisieron perderse el nombramiento.

De cara a la legislatura que acaba de comenzar, Gorroño apostó por «gobernar para todos como hasta ahora». «Con los brazos abiertos, respondiendo a las demandas sociales con la capacidad que el sistema político nos permite», detalló. Asimismo, reconoció que «los retos para una buena gobernabilidad no son fáciles de cumplir pues las necesidades que la sociedad son cada vez más apremiantes».

Perfil de José Mari Gorroño