Aitziber Oliban se convierte en la primera alcaldesa de Erandio

Oliban muestra la makila a su hija./Eva Molano
Oliban muestra la makila a su hija. / Eva Molano

El pacto global PNV-PSE permite a la dirigente jeltzale hacerse con la makila

Eva Molano
EVA MOLANO

Se abre un nuevo tiempo en el Ayuntamiento de Erandio, que está liderado por primera vez por una mujer. Aitziber Oliban fue concejala durante ocho años y ha vuelto hoy a la primera línea de la gestión municipal. Lo hace tras lograr 9 de los 21 concejales en las últimas elecciones, gracias a un acuerdo de las ejecutivas del PNV y el PSE, que ha disuadido a los socialistas encabezados por Jorge González de intentar formar un gobierno de coalición que arrebatara la makila a los jeltzales, que gobiernan la localidad desde la instauración de la democracia.

El pleno apenas ha durado 40 minutos. En una sala de plenos abarrotada por amigos y familiares, primero se ha constituido la mesa de edad, formada por los concejales Adrián Busto, de 26 años, el más joven, e Iñaki Agirre, el líder de EH Bildu. Después, los concejales han jurado lealtad a la Consistitución y al Rey a su manera. Los ediles de la coalición abertzale han prometido sus cargos «por imperativo legal» y hasta la constitución de la república de Euskal Herria, y jurado trabajar para ello. La concejala de Elkarrekin Podemos Silvia Gómez ha jurado también por imperativo legal y ha prometido trabajar por «una justicia radical, la ética, la cultura y los valores republicanos para la ciudadanía de Erandio»

Después, ha llegado el momento de la elección del alcalde. La candidata Aitziber Oliban ha recibido 9 votos, mientras que el cabeza de lista por EH Bildu, Iñaki Agirre, ha cosechado 5, y Pablo Larrauri, de Elkarrekin Podemos, otros 2. Los socialistas, segunda fuerza en el municipio con 5 concejales, han facilitado la investidura de la alcaldesa votando en blanco.

Oliban ha recibido la makila de manos del hasta hoy alcalde, Joseba Goikuria. «Hoy se renuevan los compromisos que tenemos con la ciudadanía, sobretodo el de segir respondiendo a las necesidades de los vecinos. Para nosotros, es muy importante el respeto a los corporativos, la cercanía y la búsqueda de acuerdos», ha explicado. «Afronto este compromiso con este municipio que amo, tratando de cuidar a todos los vecinos y vecinas como si fueran de mi familia, y con el reto de ser más cercanos y más eficientes en la solución de sus problemas». El líder socialista ha felicitado a la alcaldesa y a los concejales y ha manifestado su voluntad «de intentar que entre todos hagamos un Erandio mejor que el de hoy en día».

El cabeza de lista de EH Bildu, Iñaki Agirre, ha recordado a la formación Ganemos Erandio, a la que la justicia ha impedido presentarse a las elecciones al estar registrada con anterioridad una candidatura con el mismo nombre, y cuyo presidente, Javier Bilbao, ha seguido el pleno entre el público. «Esperamos no frustrar la confianza de los que nos han apoyado. Es la primera vez que Erandio va a tener una alcaldesa euskaldun, y esperamos que eso sea un impulso a favor de la igualdad y de nuestra lengua. Que se dejen atrás los partidismos y se trabaje en conjunto con el resto de los grupos en pro de la ciudadanía», ha manifestado.

Además, ha recordado que «la mayor parte de este Ayuntamiento está compuesta por fuerzas de izquierdas o que así se autodenominan, así que esperamos que las políticas giren en este sentido». Por último, ha manifestado su compromiso de hacer una oposición constructiva y trabajar por el diálogo, «la transparencia y las iniciativas que favorezcan la participación ciudadana, por las políticas sociales, la mejora de nuestras calles y plazas y por que las asociaciones sigan prendiendo de vida el municipio». Pablo Laurrari, de Elkarrekin Podemos, ha admitido más tarde que, aunque esperaban entrar al Ayuntamiento con más concejales, «afrontamos esta etapa con mucha ilusión». El equilibrio de fuerzas, ha asegurado, «nos va a permitir tener más maniobra para trabajar».

Ahora, toca negociar. La alcaldesa ha mostrado su disposición de pactar con el PSE para lograr un gobierno en coalición. «Asumir la Alcaldía, junto a ser madre, es uno de los retos más importantes a los que me enfrento en la vida. Quiero promover un cambio sustancial en ámbitos como el deporte y la música en los jóvenes, de cara a que haya una sensibilidad menor a las crisis económicas. Trabajar en la prosperidad de los vecinos desde todos los ámbitos», ha afirmado.

Los socialistas han manifestado desconocer aún si formarán gobierno o liderarán la oposición. «Se pondrá nuestro programa encima de la mesa, y a partir de ahí decidiremos», ha expuesto González. Los contactos entre el PSE, EH Bildu y Elkarrekin Podemos previos a la sesión de constitución del nuevo Ayuntamiento no se han materializado en una alianza que desalojara a los jeltzales del poder, después del pacto alcanzado entre las ejecutivas del PNV y del PSE, acatado por los socialistas erandioztarras, que han renunciado a cualquier aspiración a la Alcaldía para facilitar la investidura del partido más votado en Erandio, según ha reconocido.

«Nos reunimos con el PSE y EH Bildu. Al principio la disposición al cambio era buena. Nuestra apuesta era Jorge González como candidato pero ni se ha presentado, por si acaso le votábamos», ha dicho Larrauri, de Elkarrekin Podemos. Agirrre, de EH Bildu, ha explicado que «ha habido contactos con el resto de partidos pero desde otras estructuras supramunicipales se ha decidido la Alcaldía. Era una buena oportunidad para el cambio, pero intentaremos hacer políticas progresistas de izquierdas desde la oposición».