Basauri: cambio de cara pero no de siglas en la Alcaldía

Asier Iragorri (izquierda) recoge la makila de manos de Andoni Busquet./Pankra Nieto
Asier Iragorri (izquierda) recoge la makila de manos de Andoni Busquet. / Pankra Nieto

Asier Iragorri se convierte en alcalde sin el apoyo explícito del PSE, con el que no ha mantenido contactos

LEIRE PÉREZBasauri

El jeltzale Asier Iragorri, concejal de Política Social del Ayuntamiento de Basauri en la anterior legislatura, es desde este sábado el nuevo alcalde del municipio. Al no lograr la mayoría absoluta necesaria para el nombramiento del cargo, ha sido designado por ser el candidato del partido político más votado en las pasadas elecciones del 26 de mayo. Únicamente ha obtenido en la votación los apoyos de su partido, el PNV. El resto de formaciones políticas han emitido un voto blanco pasada la una del mediodía en un salón de actos repleto de familiares y amigos. Hasta la pareja de Iragorri ha tenido que contemplar el histórico momento de pie. No dudó aún así en inmortalizar el discurso de su marido con el móvil.

De momento, no se ha extendido el acuerdo entre el PNV y el PSE a la localidad. Y a pesar de que Iragorri ha mostrado en su discurso su intención de «tender la mano al resto de partidos para afrontar juntos los retos», todavía no se han llevado a cabo encuentros en este sentido.

Iragorri, que ha permanecido serio la mayor parte del acto, únicamente se ha relajado y sonreído tras algún que otro comentario cómplice de la número dos, María Larrinaga. Ha agradecido su apoyo a los basauritarras para seguir al frente del Ayuntamiento «desde donde seguiremos trabajando con honestidad y con responsabilidad, y con la misma cercanía que hemos tenido siempre. Tendremos las puertas del Ayuntamiento abiertas de par en par», apuntó.

En este sentido, ha declarado que el municipio tiene un «futuro ilusionante por delante, en el que las personas seguirán siendo el epicentro de la acción del gobierno municipal». Luchará así por «regenerar los barrios, paliar las situaciones de vulnerabilidad de sus convecinos, por trabajar para que más basauritarras puedan volver al mercado laboral, por ofrecer oportunidades de viviendas a nuestros jóvenes y por seguir apoyando a las asociaciones y colectivos», mencionó.

También tuvo unas palabras de agradecimiento para su predecesor en el cargo, el también jeltzale Andoni Busquet. «No podemos tener mejor ejemplo, ni espejo en el que mirarnos. Nos dejas un pueblo mejor, cohesionado, plural, moderno, humano y más centrado en lo social, en las personas».

No ha olvidado tampoco un reconocimiento a la labor desarrollada por el resto de concejales durante estos últimos ocho años. «Hemos sido una piña y eso se ha visto reflejado en la ilusión y energía que hemos puesto para impulsar nuevos proyectos y servicios».

En el salón de actos le escuchaban atentamente su padre, su mujer e hijos, para los que tuvo unas palabras. «A nuestras familias, que nos han acompañado y nos acompañarán en esta nueva legislatura», destacó.

El pleno de investidura se desarrolló sin contratiempos, aunque con tres bajas en las listas del PNV y PSE. En la primera formación dimitió de su cargo de concejal Eduardo Meabe por incompatibilidad, al trabajar en el polideportivo municipal. Entre los socialistas renunciaron Pedro Etxaniz y Pedro Miguel Blanco. Para cubrir el cuarto puesto ha entrado Olga Arenilla, extrabajadora del Social Antzokia. El acto ha concluido con aplausos, pero también con los gritos de un grupo de jubilados que portaban pañuelos rojos y que han interrumpido para reclamar el incremento de las pensiones.

Perfil de Asier Iragorri