El PNV pierde la Alcaldía en Arrigorriaga por primera vez en 39 años

Maite Ibarra, nueva alcaldesa de Arrigorriaga./Jordi Alemany
Maite Ibarra, nueva alcaldesa de Arrigorriaga. / Jordi Alemany

Maite Ibarra, de EH Bildu, ha sido nombrada hoy alcaldesa gracias al apoyo de Arrigorriaga Gara

CRISTINA RAPOSOArrigorriaga

Abarrotado de gente. Así era como se encontraba el salón de plenos del Ayuntamiento de Arrigorriaga en la mañana de hoy en el acto de constitución de la nueva Corporación. Y es que la ciudadanía no ha querido perderse este acto histórico en el que la líder soberanista, Maite Ibarra, ha desbancado al PNV, que llevaba 39 años al frente del Consistorio. Aunque el buen ambiente reinaba en la sala, no todos han tenido un buen comienzo. El único edil de NOA Arrigorriaga, José Ignacio Fernández, no ha podido ocupar su puesto ni acompañar al resto de integrantes de la Casa Consistorial porque la plataforma elevadora para minusválidos no se encontraba operativa. A pesar de ello, la jornada ha seguido su curso con total normalidad proclamando a la cabeza de lista de EH Bildu en las elecciones municipales del pasado 26 de mayo nueva alcaldesa de Arrigorriaga.

Tras el juramento de los ediles, ha tomado la palabra y subrayado que desde el primer momento su motor de trabajo es «establecer un cambio en el municipio, algo que sin duda también quiere la ciudadanía, y lo haremos sumando acuerdos con el resto de fuerzas políticas». Acto seguido, Sonia Rodríguez, líder de los nacionalistas, ha felicitado al equipo de EH Bildu por alcanzar la alcaldía aunque subrayando que el nuevo gobierno va a estar marcado por «una mayoría simple». Sin embargo, el buen ambiente no ha estado exento de polémica. Y es que los representantes del PNV y PSE han asegurado que «Arrigorriaga Gara nos dejó claro que iban a poner a prueba este mandato y que a la primera de cambio estarían dispuestos a presentar una moción de censura contra el equipo de Maite Ibarra para formar otro tipo de gobierno. Esperamos que esta desconfianza no repercuta en la vida de la ciudadanía de Arrigorriaga».

Ante esa afirmación, María Jesús Acedo, portavoz de la plataforma vecinal, ha explicado que su formación no persigue ninguna ideología política y que desde el principio estuvieron dispuestos a negociar con todos los grupos. «El Partido Socialista, que decía que no tenía líneas rojas, tenía una muy gorda con EH Bildu y no quiso ni sentarse a hablar. El PNV, por su parte, en la pasada legislatura no nos dejó participar en nada, pero luego reivindican tolerancia. El único grupo que mostró voluntad política y una actitud diferente fue EH Bildu y por eso les hemos apoyado».

En la votación, EH Bildu se ha hecho con ocho apoyos y el PNV con siete, ya que no ha podido asistir un integrante de su partido. Familiares, amigos, y el propio equipo de Maite Ibarra han celebrado entre gritos y aplausos la victoria. Así las cosas, y con un gobierno en mayoría simple, la líder soberanista gobernará conjuntamente con la agrupación vecinal Arrigorriaga Gara durante los próximos cuatro años de mandato. Una coalición que ha facilitado el edil de NOA Arrigorriaga con su abstención en las votaciones.

«Primer paso hacia el cambio»

Esbozando una sonrisa, la soberanista ha mostrado su agradecimiento a toda la ciudadanía que depositó su confianza en EH Bildu en los pasados comicios, y ha expresado que «sin esperarlo la vida me ha traído hasta aquí hoy y me ha ofrecido la oportunidad de poder trabajar por mejorar la vida de la población de Arrigorriaga. Este es el primer paso hacia ese cambio que hemos venido reivindicando desde el principio».

Por otro lado, Sonia Rodríguez ha manifestado que «seguiremos trabajando con ilusión y estaremos al pie del cañón como lo hemos hecho hasta ahora». Además de todo ello, la nacionalista ha aprovechado la ocasión para dirigirse a la juventud de Arrigorriaga con una pregunta: ¿Alguien se ha fijado como está constituida la mesa de edad? «El concejal con más edad pertenece a la lista de EH Bildu y el más joven a la del PNV. Con esto queremos dejar claro que la juventud es una de las prioridades para nosotros». Esa afirmación no ha dejado indiferente a nadie y ha provado risas y revuelo entre los asistentes.