Aintzane Urkijo, la profesora que aprendió a llevar las riendas de su pueblo

Aintzane Urkijo, la profesora que aprendió a llevar las riendas de su pueblo

D. M. / S. O.

Aintzane Urkijo no lo tuvo fácil. Sustituir al carismático Ricardo Ituarte fue todo un desafío para esta profesora en excedencia que nunca imaginó liderar al PNV, partido con un gran arraigo en su familia, en el pueblo que le vio nacer hace 51 años.

Un nuevo perfil, una nueva forma de hacer política. Una mujer. Está casada y es madre de tres hijos, Mikele, de 24 años; Jon, de 22, y Uxue de 15. Su familia nunca fue obstáculo para ejercer su profesión. Urkijo es licenciada en Filología Vasca por la Universidad de Deusto. Antes de entrar en política –en 2007, como edil de Turismo; de 2011 a 2015, de Acción Social–, dio clase en varios centros del municipio hasta llegar en el 95 a Hijas de la Cruz, donde permaneció una década.

Fue una experiencia «enriquecedora», que le valió para saber ponerse «en el lugar de otros, algo que sigo haciendo», asegura. Hace 12 años le picó el gusanillo por la política. Con un solo vistazo a su primer mandato, es patente que hablar en público no es su fuerte. Pero gana en las distancias cortas. Y es su gran baza. Una política «cercana, en contacto directo con sus vecinos». Es ahí cuando se ha desnudado y no ha ocultado sus preocupaciones o su alegría por ver que Santurtzi ha seguido avanzando. Con «rigor y constancia», ha sacado adelante sus propuestas, tendiendo la mano al resto de fuerzas. Pese a su timidez ante los micrófonos, en los plenos se ha mostrado segura, con capacidad de escucha y empatía, incluso ante las críticas.

Porque en la rutina municipal no ha sido todo de color de rosa. Se han desenquistado problemáticas como la de las familias estafadas de Mamariga y ha sido pionera en la lucha contra las agresiones sexistas. «¿No vamos a poder volver tranquilas a casa?», decía el año pasado. En cambio, algunas obras se alargaron más de la cuenta. De todo se aprende.