Urtaran se presenta como «garante» de la moderación y el acuerdo en Vitoria

Urtaran durante la rueda de prensa./EFE
Urtaran durante la rueda de prensa. / EFE

Destaca sus pactos con otros partidos e instituciones y la mejora económica como principales logros de su legislatura como alcalde

Ander Carazo
ANDER CARAZO

Gorka Urtaran condensó este lunes la valoración de sus cuatro años como alcalde en una comparecencia de media hora. De la ampliación del tranvía a las ayudas para la rehabilitación, de los planes de industria y comercio a la próxima apertura de los centros de mayores en San Martín y la plaza del Renacimiento, de eventos de ciudad como la Final Four, el congreso de enoturismo o la Copa de la Reinaa de baloncesto a la convocatoria de oposiciones (OPE). Sus palabras buscaron destacar sus logros y aquellas tareas pendientes las atribuyó a otras instituciones o gobiernos anteriores.

«Ha sido una legislatura muy positiva. Primero, porque hemos recuperado la cultura del encuentro y el acuerdo con un gobierno que tiende la mano al resto de partidos políticos e instituciones para el desarrollo de proyectos estratégicos de la ciudad. Segundo, hemos participado de forma activa en la recuperación económica de Vitoria y la creación de empleo. Y tercero, hemos conseguido colocar la agenda vitoriana en el centro de la política municipal para que hoy se hable de proyectos e inversiones, y que los temas sean los que de verdad importan a la ciudadanía», resumió.

Pero en el balance el candidato del PNV a la reelección se presentó como «garante» de acuerdos y políticas «a favor de los ciudadanos» desde una postura de moderación. Una ciudad -que bajo su punto de vista- ha pasado de un momento «de fractura social» a la activación de una política «centrada» buscando el «acuerdo entre diferentes», que se ha constatado con pactos con los cuatro partidos de la oposición (PP, EH Bildu, Podemos e Irabazi), además de su socio de gobierno, el PSE.

Sin embargo, estos cuatro años de legislatura le han servido a Urtaran para aprender y dentro de sus arrepentimientos políticos incluyó el primer acuerdo presupuestario de la legislatura con todos los partidos del Ayuntamiento salvo el PP. Y es que admitió que algunos de los ingresos previstos en aquel proyecto «estaban en riesgo de no materializarse», lo que dio lugar a un grado de ejecución bajo que sirvió como arma arrojadiza por parte de sus socios durante gran parte de la legislatura. «Hoy no me pillarían en esa», apuntó el dirigente nacionalista, quien atribuyó la responsabilidad de los problemas de limpieza al gobierno que firmó el actual contrato, es decir, al Gabinete Maroto.

Entre sus logros incluyó la recuperación económica y del empleo. La recuperación de 11.000 puestos de trabajo en la ciudad y la reducción del paro juvenil del 48% al 17% le sirvieron para sacar pecho, así como el compromiso del Gobierno central para que el Tren de Alta Velocidad (TAV) llegue de forma soterrada a la capital alavesa en 2025.

Para Gorka Urtaran, todos estos éxitos ya tuvieron su reflejo el 28-A con un incremento de más de «10.000 votos». «Marca una tendencia que indica que la ciudadanía sabe valorar el trabajo desde la moderación frente a formaciones más polarizadas», concluyó.