Ander Añibarro recupera la Alcaldía en Llodio para el PNV tras ocho años en la oposición

El joven Ander Añibarro alzará la makila en Llodio./
El joven Ander Añibarro alzará la makila en Llodio.

El jeltzale se abre a «acuerdos de legislatura» o «consensos puntuales» para gobernar. Bildu sigue con cinco concejales y Omnia pierde uno

Marta Peciña
MARTA PECIÑA

El PNV recupera la mayoría en Llodio tras ocho años en la oposición y aúpa a Ander Añibarro como próximo alcalde de Llodio. EH Bildu ha sufrido un varapalo pero mantiene los cinco concejales con los que ha gobernado en minoría durante los último cuatro años. Quien sí ha visto mermadas sus fuerzas ha sido Omnia. Su proyecto alcanzó su máxima representación en la legislatura que acaba de terminar porque ha perdido uno de sus cuatro concejales y se queda solo con tres, lejos del 'sorpasso' que esperaba su líder, Álvaro Barrios. El PSE por su parte, mantiene los dos concejales que tenía en la anterior Corporación y que se vieron reducidos solo a uno porque su anterior cabeza de lista abandonó el grupo municipal pero continuó como edil no adscrita. Quien no ha conseguido representación ha sido el PP, que no alcanzó los 579 votos de 2015 y se quedó en 432. Se ha visto perjudicado por el reparto del voto con Vox, que recibió 69 sufragios.

El ganador, Ander Añibarro, se mostró muy satisfecho con los resultados cuando se confirmó su victoria y avanzó que «en los próximos días, mantendremos contactos con todos los grupos para alcanzar un acuerdo de legislatura». En su opinión, puede tratarse de un pacto a largo plazo con otro grupo político o «mediante consensos puntuales», es decir, en minoría, como se ha gobernado en Llodio en los últimos años. Añibarro, expresó «la responsabilidad y el orgullo que siento para no defraudar a toda la ciudadanía de Llodio».

Por mesas

La espera de los primeros resultados se alargó durante más de una hora, aunque la primera mesa escrutada, en Ugarte, ya avanzó el triunfo del PNV, como ocurrió en casi todas, salvo en Areta y Latiorro. En el pórtico de la iglesia, donde recibieron los datos los simpatizantes de EH Bildu, el ambiente fue más sombrío durante toda la noche.

A las diez y cuarto de la noche, Añibarro, ya empezó a recibir las felicitaciones de sus contrincantes, reconociendo su victoria.

En la nueva Corporación repiten algunos como el propio Añibarro y Eva Markinez, del PNV; Álvaro Barrios, Nerea González y Jakin Artaraz, por parte de Omnia; y Loli Muriel del PSE. A las filas del PNV se incorpora Andoni Rodríguez, que entre 1999 y 2003 compatibilizó su tarea como concejal en la oposición con Euskal Herritarrok en el gobierno local y su puesto como procurador en Juntas Generales.

En el equipo de EH Bildu solo repite Natxo Urkixo, pero se incorpora Santi Hernando, que en 1987 fue el concejal responsable de Fiestas, aunque en septiembre de 1988 asumió el área de Euskera y cinco años más tarde, en 1993, sustituyó como concejal de la oposición a Gorostiaga cuando abandonó el Ayuntamiento para formar parte de la mesa de Araba de HB. Hernando también ha sido juntero en la Cuadrilla de Ayala, procurador en Juntas Generales y parlamentario vasco.

A estas alturas, todos los partidos muestran un talante dialogante y están de acuerdo en la necesidad de alcanzar pactos. La renovación del pleno seguramente podrá contribuir a suavizar esas fricciones que han dado como resultado graves enfrentamientos de los que todos dicen avergonzarse.

Concejales de Llodio