Mendia responsabiliza a Maroto del «deterioro de los derechos y la convivencia» que propone el PP

Idoia Mendia, secretaria general de los socialistas vascos./E. C.
Idoia Mendia, secretaria general de los socialistas vascos. / E. C.

La secretaria general de los socialistas vascos presenta a su partido como «única garantía fiable para que no pare el proyecto de progreso y cohesión social»

Juan Carlos Berdonces
JUAN CARLOS BERDONCES

El legado que dejó Javier Maroto en Vitoria, tras liderar el gobierno municipal en la pasada legislatura 2011-2015, fue «un rastro de confrontación y división. En lugar de resolver las necesidades de quienes peor lo pasaban, les enfrentó». La secretaria general de los socialistas vascos ha responsabilizado también al cabeza de lista del PP al Congreso por Álava para las próximas elecciones generales de «exportar al conjunto de España el modelo que propone el PP de deterioro de los derechos y la convivencia».

Idoia Mendia ha participado eeste sábado en la presentación de las candidaturas socialistas a las Juntas Generales de Álava y la Alcaldía de Vitoria, lideradas respectivamente por Cristina González y Maider Etxebarria. Son, a juicio de Mendia, «dos garantías» de gobierno y «dos apuestas seguras para la ciudadanía». Y presentan «otra ventaja» frente a las diferentes planchas políticas, «que saben cooperar, compartir recursos e iniciativas, proyectos y resultados», por su trayectoria actual como diputada foral de Fomento del Empleo, Comercio y Turismo -en el caso de González- y como directora de Turismo en el Gobierno vasco -cargo de Etxebarria-.

El PSE, según Mendia, es la «única alternativa fiable, una garantía para que no pare el proyecto de progreso y cohesión social. La ciudadanía sabe que hay un socialismo decidido a avanzar a zancadas para alcanzar la igualdad plena de la mujer, que cree en la sanidad universal porque la ha recuperado en los últimos nueve meses, que combate la pobreza infantil, no abandona a los desempleados de larga duración y mejora los ingresos de los trabajadores y los pensionistas».

Tras cuatro años como socios de gobierno del PNV en la Diputación alavesa, Cristina González cree que «ha llegado el momento de dar un paso más»y apostar por «liderar el gobierno foral». La hoja de ruta que acreditan los socialistas, ha dicho, tiene como elementos principales «la formación y el acompañamiento en las lanzaderas de empleo, la solución a conflictos viales, la promoción del turismo o recomponer las ayudas a mayores». 'La izquierda que lidera' es el eslogan para esta campaña «frente a una derecha que ve más importante lo individual y lo colectivo» y un nacionalismo «que cree que hay ciudadanos de primera o de segunda y para ser de primera hay que practicar sus ensoñaciones».

Maider Etxebarria, que ha habierto el acto político en el parque de La Florida de Vitoria, quiere que la capital alavesa «compita entre las grandes ciudades» y para ello es necesario «aumentar sus oportunidades. Somos un referente industrial, también en políticas sociales y en deporte. Esta ciudad puede conseguir lo que se proponga». Eso sí, cree que hay materias que mejorar, como la excesiva demora en las tramitaciones municipales «que desesperan a emprendedores que ponen en marcha proyectos». Etxebarria aspira a ser la primera alcaldesa de Vitoria «para que fluya el diálogo, el consenso y la atención a los ciudadanos».