Comerón defiende abrir una nueva comisaría de Policía Local en la calle Olaguíbel

Leticia Comerón, en el acto de la campaña electoral de esta mañana./
Leticia Comerón, en el acto de la campaña electoral de esta mañana.

Aspira a dotarle de un espacio dedicado en exclusiva para víctimas de violencia de género

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

«Soy la única candidata a alcaldesa que habla de la inseguridad en Vitoria y de cómo aumenta la preocupación por el creciente número de delitos. Me sorprende la actitud del resto de candidatos y que me llamen alarmista». Así, como la principal garante de la seguridad en la capital alavesa, se ha presentado la popular Leticia Comerón, que ha acusado a sus contrincantes de hacer oídos sordos a las noticias sobre robos, ataques o agresiones sexuales «que por desgracia se han convertido en el día a día de nuestra ciudad».

La candidata a la Alcaldía del PP ha anunciado que si gobierna abrirá una nueva comisaría de Policía Local en la calle Olaguíbel. En concreto en el local vacío ubicado en el número 2, justo debajo de la sede de su partido. «Por supuesto sería complementaria a la de Aguirrelanda, ya que aunque esas instalaciones están muy bien quedan algo alejadas y pueden dificultar el acceso a los ciudadanos. Esta ubicación es estratégica, en pleno centro y a un paso del Casco Medieval, lo que haría a la Policía mucho más cercana y accesible», ha explicado rodeada de los suyos.

Comerón se ha comprometido además a integrar allí un espacio concreto para atender a las víctimas de violencia de género. «Este ha sido uno de los servicios que más ha fallado esta legislatura ya que nunca se ha llegado a cubrir el 100% de las plazas de agentes dedicados a atender a estas víctimas. Aquí garantizamos que habrá personal personalizado 24 horas para atender a víctimas de violencia de género y agresiones sexistas», ha incidido. La candidata popular ha señalado además que estos delitos son unos de los que más han crecido en los últimos años: «en 2018 hubo 9 violaciones y hasta 140 agresiones sexistas».

Pero estas no son las únicas medidas que plantea el PP en materia de seguridad ciudadana. Dentro de su batería de propuestas se recoge recuperar la llamada Policía de barrio, aumentar la vigilancia en polígonos industriales, comercios y a la salida de discotecas o luchar contra el tráfico de drogas ya que «Vitoria es la capital vasca donde más delitos por drogas hay, un delito que ha aumentado un 85,3% en 2018». Comerón se ha comprometido además a poner en marcha un plan anti-okupas y a ampliar la plantilla de la Policía Local con 80 nuevos agentes.

Esto último se lograría con la convocatoria de cuatro OPEs, una por año, en la próxima legislatura. «Vitoria tiene la tasa más baja de Policía Local por habitante de las tres capitales vascas. En 2015 había en Vitoria 387 agentes de Policía Local y a día de hoy son 368, o sea 19 agentes menos», ha explicado Comerón. «Yo me comprometo a que si soy alcaldesa Vitoria vuelva a ser una ciudad segura», ha finalizado.