EH Bildu apuesta por que en 2040 la agricultura local sustente el 75% de la dieta alavesa

Fernández de Pinedo, en el acto celebrado frente al mercado de Abastos./Blanca Castillo
Fernández de Pinedo, en el acto celebrado frente al mercado de Abastos. / Blanca Castillo

Kike Fernández de Pinedo, candidato a diputado general de Álava, presenta el programa agroalimentario de la coalición soberanista conformado por siete medidas que se irían implantando de manera «progresiva»

Jon Ander Goitia
JON ANDER GOITIA

EH Bildu quiere que en 2040 los productos agrícolas locales supongan el 75% de la dieta de la población alavesa. El programa para esta «autosuficiencia» del territorio, ha apuntado este viernes el candidato soberanista a la Diputación Kike Fernández de Pinedo, se iría implantando en el «32% de tierras agrícolas que existen» de manera «progresiva», siguiendo una estrategia conformada por siete fases. La primera de ellas se llevaría a cabo este mismo año y concluiría en 2023. «Sabemos que el objetivo no es fácil y que supondrá una dotación económica importante».

La primera de las medidas que acometerían, ha adelantado, sería «impulsar un departamento propio de agricultura con el que dar oportunidades a un sector sumido en la crisis». Este servicio se encargaría de «diseñar una estrategia» de la que se beneficiarían, en primera instancia, los comedores forales. «Actualmente se dan 5.000 comidas diarias. Apostamos por que estos menús se creen a partir de alimentos locales». La medida, seguidamente, se «extendería al resto de comendores y al total de la ciudadanía».

«Debemos exigir que en la etiqueta de los productos aparezca su lugar de procedencia» importación de alimentos

Para llevar a cabo esta estrategia agroalimentaria, desde la coalición soberanista apuestan por estrechar lazos con el primer sector. «Trabajaremos de forma acompasada, convirtiéndoles partícipes en el objetivo». Y, aunque no han adelantado cifras, «supondrá una dotación económica importante», apuntan que traería consigo un abaratamiento en la cadena alimentaria. «Eliminaríamos intermediarios, con lo que ahorraríamos un gran cantidad de costes. Con ello conseguiríamos precios dignos para el primer sector», razona.

«¿De dónde viene la comida?»

De esta manera, sostiene que Álava se «equipararía» con otros territorios que ya están llevando a cabo programas que apuestan por la agricultura local, fomentando «el hábito de comida saludable». Y es que, ha criticado «no sabemos lo que comemos, ni de dónde proviene». Sin embargo, ha explicado que seguirá existiendo la importación de productos llegados desde otras localidades. Un mercado al que obligaría la estacionalidad de los productos.

«¿De dónde vienen los perretxikos y los alimentos que comemos?», ha interrumpido un ciudadano. «Debería existir una obligación para que todos los productos dejasen claro su lugar de procedencia», respondía Fernández de Pinedo. Una información que, zanjaba, los ciudadanos «debemos exigir».