José Antonio Suso, presidente del PNV en Álava, elegido por unanimidad en Leza

José Antonio Suso posa con la makila como nuevo alcalde de Leza./Rafa Gutiérrez
José Antonio Suso posa con la makila como nuevo alcalde de Leza. / Rafa Gutiérrez

El presidente del ABB y Cristina González, máxima representante de los socialistas alaveses, coinciden en este pequeño pueblo de Rioja Alavesa en el que los jeltzales lograron mayoría absoluta

María José Pérez
MARÍA JOSÉ PÉREZ

Con apenas 200 habitantes, el pueblo de Leza ha vivido este sábado uno de los plenos más curiosos de toda la geografía alavesa. En esta comarca vitivinícola, los máximos dirigentes en Álava del PNV, José Antonio Suso, y del PSE, Cristina González han coincidido en la sesión de investidura que se ha desarrollado en el Ayuntamiento desde las 13.30 horas. Exceptuando Vitoria, probablemente en ningún otro punto de la provincia se ha concentrado tanto poder en tan pocos metros cuadrados.

Es una de las singularidades que se han vivido en esta intensa mañana de creación de las nuevas corporaciones locales. En las últimas elecciones el PNV repitió mayoría absoluta pero con una concejalía más, pasando de las 3 a las 4. Aunque se barajaba que Elisa Irazu Mayayo, burukide del PNV, se convertiría en alcaldesa sustituyendo a la también jeltzale Inmaculada Laredo, finalmente ha sido José Antonio Suso, el presidente del Araba Buru Batzar, quien ha sido elegido alcalde; además, por unanimidad.

El PNV decidió que fuera Suso quien tomara la makila por una cuestión «de experiencia», según ha dicho el propio alcalde, que ya sabe lo que es ostentar el cargo, ya que fue regidor municipal hace más de 30 años en Arraia-Maeztu.

Se da la circunstancia de que ninguno de los ediles de Leza reside en la localidad, aunque varios tienen estrecha vinculación con el pueblo, como es el caso de Cristina González. Allí pasó su infancia, muchos de los veranos de su juventud y sigue acudiendo a menudo al pueblo.