Javier Martínez se compromete a que Iruña de Oca «siga siendo una referencia»

Javier Martínez, durante el pleno./Igor Martín
Javier Martínez, durante el pleno. / Igor Martín

El nuevo mandato arranca con el PNV reforzado como líder de la oposición y el PP, cuyos votos permitieron al PSE aprobar los presupuestos de los últimos cuatro años, reducido a la mitad

María Rego
MARÍA REGO

Hace quince años que Javier Martínez (PSE) es el protagonista de las instantáneas de cada arranque de legislatura en Iruña de Oca y este sábado se ha vuelto a repetir la imagen en uno de los plenos de investidura más madrugadores del territorio. El candidato socialista, y alcalde en funciones de este pueblo que roza los 3.500 vecinos, ha tomado el bastón de mando cuando pasaban escasos diez minutos de las ocho y media de la mañana en el reloj. Sin megaproyectos sobre su mesa y con el reto de trabajar por «un municipio moderno que siga siendo referente en muchos sectores». «La puerta de mi despacho siempre estará abierta. Desde la buena fe y la honestidad, todas las ideas serán bienvenidas», ha dicho en un discurso breve arropado por numerosos miembros de su partido. Entre ellos no han faltado la secretaria general en Álava, Cristina González, la consejera María Jesús San José o la parlamentaria Gloria Sánchez, conscientes de que el PSE atesora su bastión en este municipio ubicado en torno a la N-1. El único, además, donde gobernará este mandato tras perder Moreda -ahora en manos del PNV- en la pasada cita electoral.

La quinta legislatura de Martínez se trata, en realidad, de una continuación de las cuatro anteriores. «El mayor orgullo es ser alcalde de tu pueblo», ha asegurado el socialista, que se estrenó en el cargo en 2004 después de que su antecesor, el jeltzale Manuel Rivas, fuera inhabilitado. En este tiempo ha habido cambios en el pleno, movimientos de sillas y hasta 'muertes' políticas de formaciones (Veleia, Badaia Agrupación Iruña...) que un día llegaron a contar con representación en Iruña de Oca. En la Corporación municipal que ha echado hoy a andar se mantienen los socialistas con cuatro concejales, pero el PNV aparece reforzado en su papel de líder de la oposición (pasa de dos a tres ediles) matizado, eso sí, por el pacto que ambos partidos han cerrado para las grandes instituciones en Euskadi. De hecho, los jeltzales no han presentado esta mañana candidato -algo que sí han hecho EH Bildu y PP- pero tampoco han votado durante el pleno, donde el regidor ha salido reelegido con el apoyo de sus compañeros de partido y la única representante de Podemos.

La votación, secreta y en una caja de cartón, no ha deparado sorpresas en una sesión en la que, eso sí, los socialistas no daban nada por hecho. «Siempre hay cierta tensión», reconocían minutos antes de que el salón de plenos se llenara. En torno a una treintena de personas han asistido a una investidura en la que se han estrenado tres ediles, la «savia fresca» a la que Martínez ha dado la bienvenida, y EH Bildu se ha reivindicado como el auténtico 'azote' del PSE. El napolitano Davide di Paola, al frente de la formación abertzale, ha lamentado que en los últimos cuatro años sus propuestas hayan sido «constantemente rechazadas» por proceder de sus filas. Tampoco ha ahorrado críticas hacia los peneuvistas por haber prometido un «cambio radical» para Iruña de Oca y haberse convertido ahora en «el apoyo indirecto» del equipo de gobierno.

El pueblo, uno de los más grandes de la Llanada, espera la llegada de la plataforma logística de Lidl y el inicio de la obra para la creación de un centro de investigación de las aguas continentales que 'beberá' del Zadorra, mientras exprime el tirón turístico del jardín botánico de Santa Catalina. Pero para ello quedan otros cuatro años por delante y los socialistas ya han cogido fuerzas tras el pleno frente a unos platos de huevos con jamón.

Las promesas

Nueva imagen.
Desligar Nanclares de la Oca de la cárcel a la que da nombre y acabar con la sensación de que se trata de «un pueblo gris» es uno de los retos de Javier Martínez. Con ese objetivo aboga por generar plazas, paseos o parques.
Estudio del Zadorra.
La creación de un centro de investigación de aguas continentales en colaboración con la UPV/EHU es uno de los «ambiciosos y bonitos» planes que el PSE tiene sobre la mesa. El proyecto se enmarca en el perfil 'green' que quiere promocionar el municipio en línea con su jardín botánico.

Perfil de Javier Martínez