La mitad de los ingresos dirigidos a pagar la hipoteca

Dos personas pasan delante de una oficina bancaria con ofertas hipotecarias./ R. C.
Dos personas pasan delante de una oficina bancaria con ofertas hipotecarias. / R. C.

Según un estudio de Sociedad de Tasación, el 53% de los potenciales compradores de casas supera el límite razonable de esfuerzo financiero

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

España encadena un lustro de crecimiento económico tras la última recesión y la tasa de paro está por debajo del 15% por vez primera desde 2008, pero comprar una vivienda sigue suponiendo un esfuerzo muy importante para muchas personas. De hecho, más de la mitad de los potenciales compradores pueden llegar a dedicar hasta el 50% de su sueldo a abonar las letras mensuales de la hipoteca.

Así lo arroja un estudio presentado este jueves por Sociedad de Tasación y Planner Exhibitions, que revela una cierta estabilización en el grupo de población más joven (de 25 a 35 años) que afirma tener intención de comprar una vivienda o estar en trámites para hacerlo. Son un tercio del total (un 32,5% este año, frente a poco más del 33% los dos anteriores), superando por poco a las personas de mediana edad (de 36 a 45 años) que tienen previsto adquirir una casa (29,5%), aunque por debajo de la población más adulta (por encima de 45 años) que comparte su interés (38%).

Uno de cada tres posibles compradores de vivienda (34,7%) busca cambiar el alquiler por la propiedad, mientras que una quinta parte (20,7%) dice hacerlo para formar un nuevo hogar. Es decir, que más de la mitad (55,4%) ya no busca una casa como oportunidad de inversión –como ocurrió en parte durante la crisis por el descenso acusado de sus precios– ni tampoco para cambiar la actual por una mejor (lo que se denomina efecto 'reposición').

Pero, ¿hasta dónde llega el esfuerzo para comprar 'ladrillo'? Pues para cuatro de cada diez compradores no más del 30% de sus ingresos mensuales, es decir, justo el límite de esfuerzo financiero que se suele considerar razonables. Pero más de la mitad (el 53,5%) superará esos niveles e incluso podría llegar al 50%, que incluso rebasaría otro 7%.